(Bloomberg).- El servir desayunos durante todo el día impulsó el resurgimiento del proveedor de comidas rápidas más grande del mundo. En , todo pasa por las hamburguesas dobles de cerdo y las alas de pollo.

Debido a la peor recesión de los últimos seis años, McDonald's Corp. incluye comidas de bajo precio en sus menús rusos para atraer a clientes menos pudientes como los adolescentes. También está conquistando a más comensales ocasionales que se vuelcan a las comidas rápidas porque ahora les cuesta pagar la cuenta en un restaurante, según el responsable para ese país Khamzat Khasbulatov.

McDonald's destacó este lunes el crecimiento de las ventas de los locales abiertos hace más de un año en Rusia, en tanto registró el mayor incremento trimestral de ingresos en casi cuatro años. El avance llega en momentos en que las utilidades se contraen y después que el mercado de restaurantes sufriera una caída de 5.8% en los primeros once meses del año pasado.

Algunos clientes que solían comer los Big Mac de 122 rublos (US$ 1.53 dólares) están pasándose a las alas de pollo de 118 rublos y a las hamburguesas dobles de cerdo de 105 rublos. Los productos del menú de gama baja, como los desayunos y las hamburguesas con queso, también se están vendido bien, dijo Khasbulatov. Eso ha ayudado a un repunte de McDonald's tras la caída de la cantidad de clientes en 2014.

McDonald's aumento su cuota en el mercado de los restaurantes en Rusia el año pasado e incrementó sus ventas en más de 10%, dijo Khasbulatov, quien no quiso suministrar datos concretos.

La cadena de comidas rápidas planea mantener el ritmo de inauguración de locales en Rusia este año, con unos 60 restaurantes en preparación, frente a los 59 del año pasado. Tiene 543 locales en el país, donde tuvo que cerrar algunos temporalmente en 2014 tras las inspecciones de los reguladores de seguridad de los consumidores. Precios inmobiliarios antes inflados están cayendo a niveles más realistas, dijo Khasbulatov.

TAGS RELACIONADOS