Módulos Temas Día

Rusia busca deportar a visitantes del Mundial que no se van

Unos 5,500 extranjeros que ingresaron a Rusia el año pasado mediante un proceso que no obligaba gestionar visas aún no salen del país.

Industria deportiva

FOTO 1 | RUSIA 2018, EL PACÍFICO MUNDIAL DEL VAR: El Mundial de fútbol de Rusia 2018, marcado por las precauciones respecto a los hinchas radicales y la introducción del videoarbitraje (VAR), fue un éxito organizativo en cuanto a la seguridad al saldarse prácticamente sin incidentes, a excepción de algunos casos de acoso a mujeres, especialmente a reporteras. La Copa del Mundo generó US$ 15,000 millones para la economía rusa, 2,000 de ellos vinculados al turismo, y 220,000 puestos de trabajo, según cálculos de la organización mundialista, y logró un récord de 3,527 millones de espectadores a través de la televisión, más de la mitad de la población mundial, según FIFA.

De los algo más de 5,000 que siguen, “hemos iniciado operativos para deportarlos y espero que todos habrán sido deportados para el 30 de marzo”, agregó.

Rusia afronta un problema con los visitantes de la Copa Mundial que no quieren irse del país. Más de seis meses después que Francia venció a Croacia en la final, más de 5,000 extranjeros que ingresaron el año pasado mediante un proceso que no obligaba gestionar visas aún no salen del país.

El director del Departamento de Migración del Ministerio del Interior, Andrei Kayushin, afirmó que la cantidad de extranjeros que permanecía en Rusia era de 12,000 cuando sus tarjetas de ingresos "Fan ID" expiraron al final del 2018, pero que las fuerzas de seguridad lograron reducir rápidamente esa cantidad a 5,500. Eso con respecto a un total de 650,000 que recibieron las credenciales.

"La gran mayoría de ellos fueron respetuosos de la ley y salieron del país en los plazos correspondientes”, dijo Kayushin, citado por la agencia noticiosa estatal Tass. De los algo más de 5,000 que siguen, “hemos iniciado operativos para deportarlos y espero que todos habrán sido deportados para el 30 de marzo”, agregó.

Kayushin no especificó a que se dedican los que se han quedado todos estos meses.

Aunque algunos aficionados vinieron para los partidos y se enamoraron de la nación anfitriona, otros trataron de sacar provecho de sus “Fan ID” para entrar a Rusia con la esperanza de cruzar ilegalmente las fronteras a otros países de la Unión Europa. Unos cuantos han solicitado asilo en Rusia.

Leer comentarios ( )