Módulos Temas Día

“Es ridículo que las mujeres dejen sus trabajos en un mercado de Internet”

Silvina Moschini, colaboradora de CNN, mentora de Endeavor y CEO de She Works! habla sobre su experiencia como emprendedora. “No me cerraban la puerta porque jamás me la abrían”, cuenta.

Silvina Moschini.

Silvina Moschini.

En un mundo en el que todavía las mujeres ganan menos que los hombres en cualquier puesto laboral, ser emprendedora es una tarea igual o más compleja.

Tal es así que según algunas investigaciones, 43% de las personas dice no tener idea que a las mujeres se les paga más de 20% menos que a los hombres.

Así, Silvina Moschini, colaboradora permanente de CNN, emprendedora de Endeavor y CEO de SheWorks! (plataforma virtual que ayuda a las mujeres a encontrar trabajo flexible y remoto), cuenta que hacer emprendedurismo no fue una tarea sencilla.

Cuando estuvo en Patagon.com (empresa de finanzas por Internet que se cotizó en US$ 785 millones en su momento), se dio cuenta que la innovación o las soluciones del futuro podían empezar con un emprendimiento , una startup.

Luego que Endeavor apoyara a Patagon, Moschini decidió iniciar una startup que comprenda el tema de empleo masivo a través de tecnología, con transparencia e impacto social. La idea era y es atacar el desempleo de género y de jóvenes.

“Tienes que tener compromiso social, compromiso de ser cadena de favores, de saber que tienes la responsabilidad de ayudar a otras personas a ser exitosos”, dice.

Mujeres
Su más reciente proyecto es SheWorks! (TransparentBusiness), que busca impulsar la empleabilidad de las mujeres, cerrar la brecha de género y reducir el índice de renuncias.

“Hay factores psicológicos que tenemos las mujeres que tenemos que vencer. Por ejemplo, tenemos el síndrome del impostor y pensamos que no somos tan buenas como los otros. Si logramos algo es porque otra persona estaba distraída”, señala.

Además, apunta que un obstáculo con el cual se topan las mujeres en el camino profesional, en el caso de emprendimientos , es el acceso al capital.

“No te cerraban la puerta porque jamás te la abrían. Te costaba mucho más porque a las mujeres se les evalúa a prueba y no en potencial”, detalla. Así, comenta que cuando uno se encuentra dentro de una red, es más fácil.

Pero, ¿ha cambiado la situación para las mujeres en los últimos años?

“No ha cambiado, lo que pasa es que ahora se habla de eso y antes no. Aquí en Perú hay unas emprendedoras fabulosas, me reuní con algunas que ven blockchain y fintechs. Muchas veces es cuestión de darles el empujoncito, prepararlas para que luego puedan hacer un scale up”, sostiene.

“Los jóvenes tienen un 54% de vocación de ser independientes. Ser emprendedor , en mi época, era lo que hacías en tus ratos libres o cuando estabas sin trabajo. El sueño era trabajar en compañías grandes pero los millennials no tienen muchas ganas de trabajar para alguien”, añade.

Por último, señala que es “ridículo que las mujeres dejen sus trabajados en el mercado de Internet. Somos la mitad en el planeta. Esa norma de ir a la oficina es de la época prehistórica donde no había Internet”.

En ese sentido, Moschini asegura que, si bien existen muchas barreras en el camino, reconoce que –en el caso del camino del emprendimiento- hay aceleradoras, incubadoras, redes de mentores. Cuando le preguntamos un consejo para una persona que busque emprender respondió “que se busquen un mentor y no tengan pena de decir lo que quieren hacer. El motorcito tiene que estar dentro de uno”.

Leer comentarios ( )

Ir a portada