Módulos Temas Día

Ricos del fútbol debaten sobre Brexit una fría noche en Stoke

Los clubes de la máxima categoría en Inglaterra pueden atraer a los mejores jugadores gracias a los ingresos procedentes de la televisión del campeonato más visto del mundo.

notitle

(Bloomberg) No es fácil sentirse parte de la cosmopolita Europa en una tarde gris de un día laboral en la opresiva ciudad de Stoke en el noroeste inglés, a menos que se esté en el estadio de fútbol.

En la plantilla de jugadores del Stoke City, el paradigma de un club provincial de la zona media de la tabla de posiciones, se destaca tanto el libre desplazamiento de talentos por todo el continente como los alcances de la liga de fútbol más rica del mundo. Ahora, después de que la temporada ya finalizó para la mayoría de los equipos el fin de semana con el igualmente poco glamoroso Leicester City coronado campeón, el aspecto comercial del deporte se inquieta ante otra posible sorpresa: el voto del Reino Unido para abandonar la Unión Europea en el referéndum del 23 de junio.

"Podría tener un impacto significativo", dijo Tony Scholes, máximo responsable ejecutivo del Stoke City, instalado en un asiento calefaccionado en el banquillo antes de un partido el mes pasado contra el Tottenham Hotspur. Está preocupado por la implementación de visas para ciudadanos de la UE y la posible carga financiera. "Si eres un jugador con pasaporte europeo puedes llegar y jugar en la Premier League".

Los clubes de la máxima categoría en Inglaterra pueden atraer a los mejores jugadores gracias a los ingresos procedentes de la televisión del campeonato más visto del mundo. Para la próxima temporada, que comienza en agosto, el valor del paquete asciende a 8.000 millones de libras esterlinas (US$11.500 millones) durante tres años a repartirse entre los 20 equipos, transformándolo en el campeonato más lucrativo jamás visto.

Los chicos del Barça

Stoke está entre los cinco clubes que más sufrirían por el Brexit con nueve futbolistas de su plantel provenientes de la UE que necesitarían visas en el marco de las normas actuales aplicadas a otros jugadores extranjeros, según la campaña Britain Stronger in Europe, a favor de la UE. La organización anunció que más de 100 jugadores de la Premier League no podrían incorporarse a sus clubes si el Reino Unido ya no perteneciera al bloque de 28 miembros.

Para el partido contra Tottenham, el 18 de abril, la alineación del Stoke incluyó al delantero español Bojan Krkić, ex compañero de equipo de Lionel Messi, estrella del Barcelona; Marko Arnautović, un fornido atacante austriaco, e Ibrahim Affelay, mediocampista neerlandés que llegó desde España. Stoke perdió 0-4, en su camino para llegar al noveno puesto en la temporada.

El libre traspaso de esos jugadores está en juego, respaldado por la denominado sentencia Bosman de 1995 que contribuyó al auge financiero del fútbol en Europa. El campeón Leicester está en conversaciones con el fabricante alemán de ropa deportiva Puma SE sobre un nuevo acuerdo por la indumentaria del equipo tras su repentino ascenso a la cumbre futbolística.

También existe la protección de los derechos de imagen, o branding, basada en la legislación de toda la UE, según Couchmans LLP, despacho jurídico con sede en Londres que se especializa en deporte.

"Perder este acceso sin restricción a los talentos europeos pondría en desventaja a los clubes británicos frente a sus pares continentales", escribió Karren Brady, vicepresidenta del club londinense West Ham, en una carta a todos los equipos profesionales en Inglaterra, Escocia y Gales este año. "Un análisis independiente ha demostrado que dos tercios de las estrellas europeas en Inglaterra no cumplirían con el criterio de visa automática para ciudadanos extracomunitarios y, por consiguiente, serían forzados a partir".

Tags Relacionados:

Europa

Reino Unido

Brexit

Leer comentarios ( )