Módulos Temas Día

Repercusión

Redes sociales, ¿cómo afectan a nuestra salud mental y rendimiento?

Mientras más utilice las redes, la probabilidad de incrementar su nivel de depresión crece. No es preciso eliminar su uso, solo administrar adecuadamente el tiempo de dedicación a estas.

redes sociales

Recursos Humanos. El área debe encargarse de utilizar las redes sociales como plataforma de creatividad. (Foto: ISTOCK)

Recursos Humanos. El área debe encargarse de utilizar las redes sociales como plataforma de creatividad. (Foto: ISTOCK)

Mucho se ha dicho respecto a lo dañinas que pueden ser las redes sociales para nuestra salud mental. ¿Es esto cierto?

La respuesta es sí, según concluyen dos nuevos estudios, uno realizado en la Universidad de Pensilvania y el otro de la Universidad de York en Canadá. Sin embargo, estos reportes precisan que son peligrosas en la medida proporcional al tiempo de uso que uno les da.

Experimentos sociales

La universidad de Pensilvania realizó un experimento con dos grupos de estudiantes. Al primero se le pidió continuar con el uso normal de sus redes sociales, mientras que al otro se le solicitó usarlas solo por diez minutos al día.

Los resultados fueron concluyentes: el segundo grupo logró reducir su nivel de soledad y depresión, según reseña Forbes.

La autora del estudio, Melissa G. Hunt, indicó a la revista que mientras un individuo ve por más tiempo la vida de otros, siendo felices, disfrutando, viajando o conviviendo en pareja, aumentan las comparaciones con uno mismo. Esto conlleva a sentir que la vida de nuestros amigos o personas que tenemos en nuestras redes es mejor que la propia.

La especialista señala que no es necesario suspender completamente el uso de las redes sociales para obtener bienestar mental, sino solo recortar el tiempo de consumo.

En el segundo experimento se solicitó a 120 mujeres dejar un comentario amable a un compañero atractivo y a un familiar no muy simpático a sus ojos.

La cabeza del estudio, Jennifer Mills, encontró que las mujeres se sentían peor con su propia apariencia tan solo en el primer caso, más no con la familia.

Además, otro estudio reafirma que la depresión está relacionada con las redes sociales en la medida que se refuerza la “comparación social”. Esto ocurre porque si uno ve que la vida del otro “es mejor” que la propia se conduce a una depresión profunda, señala la revista americana.

Beneficios de las redes

Por el contrario, para el director de la carrera de Psicología de la UPC, Emilio Lafferranderie, las redes sociales muestran oportunidades para “definirse” y “redefinirse” constantemente, por la misma dinámica voluble del Internet. El psicólogo no observa algo patológico en su uso.

“Nos ha hecho más sensibles a situaciones ajenas, permite reencontrarnos con amigos, facilita la distancia con los seres queridos atenuando la ansiedad o la tristeza”, señala. Sin embargo, ratifica que uno debe administrar adecuadamente el tiempo que pasa en Facebook o Instagram. La razón, explica el experto, es por un problema de foco y concentración.

“Si usted sabe mantenerse concentrado (en sus quehaceres), las redes potencian su productividad. En cambio, si su concentración es frágil, se multiplica la dispersión e ineficiencia”, señala.

Dispersión en el trabajo

La situación de un colaborador distraído puede perjudicarlo tanto a él, al área y la empresa. Lafferranderie indica que el área de Recursos Humanos es la responsable en tener presente estas variables para detectar oportunidades de mejora para los colaboradores.

En corto

Perspectiva. Según Lafferranderie, las redes sociales además de contar con ventajas como la proximidad y reencuentro entre familiares y amigos, también cuenta una “contraparte oscura”.
Estos aspectos, para el psicólogo, son el exhibicionismo, la falta de privacidad (o lucrar a costa de esta como lo realizan los blogueros), el tiempo perdido viendo la vida de los otros, el narcisismo monumental y la crueldad visual.

Leer comentarios ( )