RIPERed Iberoamericana de Prensa EconómicaLa República de Colombia

Con un presupuesto cercano a los US$ 10,000 usted podrá vivir una de las experiencias de lujo más increíbles en Cusco-Perú, un lugar mágico que mezcla la cultura ancestral de los incas con la exquisitez de la exclusividad y la gastronomía.

Desde 1996, cuando comenzó el auge hotelero, esta región del Perú pasó a ser un foco turístico para los extranjeros, atraídos por lugares como Machu Picchu, los parques arqueológicos Sacsayhuamán, Puca Pucara, Qenko y Tambomachay, este último en honor al agua.

Las ruinas incas, los museos que exhiben oro, cerámicas y otros artefactos que datan de la era preincaica hasta la actualidad, y los museos de arte contemporáneo, son otros de los atractivos.

Cultura y lujoPero, además de ser un foco cultural, Cusco se ha ido convirtiendo en todo un epicentro del mercado de lujo en oferta hotelera, con tarifas que van entre los US$ 600 y US$ 3,000 por noche.

Su particularidad se basa en que son recintos construidos en antiguas casonas incas, así como en monasterios de la época colonial.

A cierre del 2012, el crecimiento turístico de esta ciudad fue de 12%, con un promedio de 1.8 millones de visitantes, y solo en lo corrido del 2013 la cifra va en 1.5 millones, lo que representa para Cusco más de US$ 1,500 en ingresos por persona.

Hoteles como Palacio Nazarenas y Monasterio, de la cadena Orient Express, así como el Palacio del Inca de Luxury Collection, son algunas de las exclusividades cinco estrellas que ofrece la ciudad. Este tipo de hospedaje es el que más recibe turistas, con un porcentaje de 66%.

"Para nosotros el principal mercado todavía es Norteamérica, que representa 45%, le siguen los turistas peruanos de diferentes partes del país, luego Brasil y México, aunque ha empezado a entrar más turista latino", afirma Floris Boyen, general manager de Hotel Palacio Nazarenas.

Según cifras de Promperú, la mayoría de estos turistas, es decir 77%, proceden de los 14 mercados prioritarios para el Perú: EE.UU., Canadá, México, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Brasil, Colombia, Argentina, Chile, Japón y Australia. En la actualidad, Colombia es quinto en el ranking de los países que más van a Cusco.

"Los hoteles también son reservados por marcas como Toyota, Coca-Cola, Claro, entre otras, para diferentes eventos. Lo primordial es hacerles sentir a los turistas que están en el Perú rodeados de la cultura inca, por eso la decoración es muy ancestral. Al turista le gusta venir y sentirse cómodo, que quiera quedarse y disfrutar las habitaciones", agrega Boyen.

Para comerIr a Cusco es también un viaje gastronómico; los platos peruanos son reconocidos a nivel mundial, y esta región tiene variados restaurantes que dan cuenta de esto. Chicha por Gastón Acurio, Inka Grill y Restaurante Map son algunas de las ofertas con platos típicos, con un precio promedio de US$ 15.

Por todo esto Cusco es, sin duda, uno de los destinos por excelencia del país inca, un lugar donde se vive al máximo el lujo de una ciudad cosmopolita, pero mezclado con la sensación de estar en uno de los pueblos más antiguos y representativos de esta cultura.