Chicago, EE.UU. (AP).- El reconocido chef Charlie Trotter, con más de una cincuentena de premios a los largo de su carrera, fue demandado por dos coleccionistas de vino de Nueva York, quienes afirmaron haber sido estafados por una botella de US$ 46,000 que resultó no ser lo que su etiqueta indicaba.

La demanda federal, registrada en Chigado el jueves, acusa a Trotter y uno de sus expertos en vino de haber inducido a los demandates a comprar una botella que creyeron era una Domaine de la Romanee-Conti magnum de 1945, adquirida en junio del 2012.

Los coleccionistas, Bekim and Ilir Frrokaj, dijeron que una firma de auditoría concluyó que el vino era falso.

Por ello, la demanda reclama más de US$ 76 mil por daños. Trotter y su compañía fueron acusados, así, de violar las leyes de fraude del estado de Illinois.

El abogado de Trotter, John Riccione, no respondió al mensaje de la agencia de noticias solicitándole comentarios.