Módulos Temas Día

Rapide de Aston Martin aún no es tan rápido como un Tesla

El Aston Martin Rapide AMR es más bajo, más potente y más gutural que sus contrapartes de carrera sin rayas. A US$ 240,000, también es bastante más costoso.

Aston Martin

Aston Martin

Aston Martin Rapide AMR. (Foto: Bloomberg)

Hay muchas cosas nuevas que adorar del sedán que Aston Martin anunció que comenzará a fabricarse este año.

El Aston Martin Rapide AMR es más bajo, más potente y más gutural que sus contrapartes de carrera sin rayas. A US$ 240,000, también es bastante más costoso.

Esta es la versión de producción del concepto que vimos el año pasado en el Salón del Automóvil de Ginebra, la versión más altamente optimizada de ese británico de cuatro puertas, con asientos traseros tan pequeños que servirían como un excelente espacio de interrogatorio. (No son una tortura, pero son lo suficientemente incómodas como para hacer que una persona cuestione sus elecciones).

El Rapide AMR viene luego del debut del DB11 AMR y está destinado a cerrar la brecha entre el exitoso equipo de carreras de la compañía y sus autos de calle. Su motor V12 de 580 caballos de fuerza (bhp) tiene 28 bhp más que el Rapide básico.

Es un poco más bajo y más optimizado; si lo llevara a una pista, notaría la diferencia.Pero cuando un Rapide S estándar cuesta US$ 205,000, se parece más a lo que conduciría su propietario más famoso, James Bond, y lo lleva a 60 millas por hora (96 kilómetros) en exactamente el mismo tiempo de aceleración de 4.2 segundos, ¿vale la pena el precio adicional ese empuje extra en la versión de Aston Martin Racing?

Probablemente no. Incluso con todas las cosas nuevas que tendría con este Rapide AMR, aún no podrá alcanzar el tiempo de aceleración de 2.5 segundos del Model S P100D de US$ 123,200 o los 3.6 segundos del Porsche Panamera Turbo Sport Turismo de US$ 154,000. (Espero que haya tenido algún efecto cuánto más baratos son esos otros autos).

Y la verdadera fuerza de marca de Aston Martin proviene de la elegancia de su aspecto y personalidad de conducción, y no por lo agresivo que puede ser en la pista. Deje eso a McLaren. (Sí, Aston Martin ganó Le Mans el año pasado y es una verdadera compañía de carreras para la posteridad.

Pero cuando se trata de la imagen de marca, apuesto a que la marca saca más provecho de su asociación histórica con un espía caballeroso, así como el estilo visual de los menos de 5,200 autos que vende mundialmente cada año).

El Rapide es el coche de cuatro puertas más bello del mercado actual, mucho más clásico y atemporal y más rico, visualmente hablando, que el Model S y el Panamera. Adorarlo con un equipo deportivo de fibra de carbono es como ver a James Bond usando Under Armour: no exactamente como se lo imaginaba.

¡Pero de todos modos! Si está enamorado de Aston Martin y realmente quiere algo que pueda llevar a la pista sin tener que desembolsar millones y años de vida esperando alguna versión de ese prometido hiperdeportivo Valkyrie, AMR podría ser su opción.

Y como dije, aquí hay suficiente para admirar por un buen rato.

Junto con esa llamativa franja central y tres nuevos esquemas de diseño exclusivos, el Rapide AMR tiene distintivos exteriores e interiores especiales, llantas forjadas y un volante tomado directamente del superdeportivo One-77, ambos ofrecidos por Aston Martin aquí por primera vez: eso lo marca inmediatamente como algo especial.

También tiene una suspensión 10 mm más baja que el Rapide S, lo que significa que se sentirá más centrado y ágil desde detrás del volante. Sus sistemas de suspensión han sido optimizados, nada menos que a través de extensas pruebas alrededor de Nürburgring. Y lleva una carrocería aerodinámica mejorada adicional como el splitter delantero, faldones laterales, difusor trasero, alerón y tapa en el maletero, todos los cuales están hechos con fibra de carbono.

Una nueva tapa del motor con insertos de ventilación extragrandes también fabricados de fibra de carbono, más frenos de disco cerámicos, contribuyen a un supuesto ahorro de peso total, en comparación con el Rapide S. (Aston Martin no pudo proporcionar el peso exacto de Rapide AMR para el momento de la publicación de esta historia).

La velocidad máxima aún no se ha anunciado, pero se espera que alcance un máximo de 208 mph.

Los ejecutivos de Aston dicen que todo esto debería sentirse como conducir el irreprochable Aston Martin Vantage GT12. Por supuesto, solo están fabricando 210 de ellos, y solo una cuarta parte de eso llegarán a Estados Unidos, por lo que pocos de nosotros podremos saber con certeza si esa afirmación es válida.

Mientras tanto, es posible que tenga más suerte consiguiendo un Tesla.

Leer comentarios ( )

Ir a portada