(Bloomberg).- Feliz cumpleaños, Marilyn Monroe.

El miércoles 1 de junio, cuando de haber vivido la actriz cumpliría 90 años, comenzó una gira alrededor del mundo de los –hasta ahora no revelados-- objetos que alguna vez utilizó la seductora rubia. La pieza mejor valuada es el reloj de cóctel Blancpain, que se espera alcance entre US$ 80,000 y US$ 120,000.

El reloj de estilo clásico y su brazalete contienen 71 diamantes redondos y dos diamantes Marquise. La pieza proviene del patrimonio de Lee Strasberg, el famoso maestro de actuación, que fue el mentor de Monroe; él y su esposa Paula eran cercanos a la actriz y recibieron el reloj en su testamento, entre otros tesoros coleccionables. Strasberg murió en 1982.

De acuerdo con Julien's Auctions, el reloj jamás ha estado en el bloque de subastas. Varios de los objetos en oferta, de hecho, se conservan tal y como cuando Monroe murió de una sobredosis de droga a los 36 años en 1962.

"Lo maravilloso de estos objetos es que nunca antes, desde que Marilyn murió en 1962, se han visto en público", dijo Martin Nolan, director ejecutivo de Julien's Auctions en Los Ángeles, que supervisa la subasta agendada para el 19 y 20 de noviembre en Hollywood.

[Etiqueta]

Esta subasta de más de 500 lotes incluirá todo, desde ocho cigarrillos Philip Morris, hasta un labial usado de Revlon en tono rojo vibrante de nombre "Bachelor's Carnation", así como un estuche de joyería que pertenecía al ex marido de Monroe, Joe DiMaggio. Esta es la mayor colección de artefactos de Marilyn Monroe nunca antes ofertada y la casa de subastas espera ganar entre US$ 2 millones a US$ 4 millones.

Relojes de cóctel Blancpain.De 1930 en adelante, Blancpain mantuvo a flote la creciente popularidad de los cronógrafos de mujer al presentar el primer reloj automático-mecánico para dama. Aunque no tan reconocida entre los relojes de mujer de la era Art Deco como, tal vez, Cartier, Van Cleef & Arpels o Tiffany & Co., la pieza de Monroe indica ser de ese periodo, cuando la prioridad de estos accesorios era el platino y los diamantes para enfatizar la belleza, más que las funciones.

Antes de la subasta, las piezas clave de la colección de Monroe se exhibirán a bordo del transatlántico Queen Mary 2, que navegará desde Nueva York hasta Southampton, Inglaterra. Los objetos también se exhibirán en Londres y Los Ángeles.