La campaña de para su máscara de pestañas protagonizada por Natalie Portman fue prohibida en Reino Unido después de que prosperara una queja de L'Oreal, rival de la marca, informó el portal Marketing Directo.

L'Oreal presentó una queja ante la Advertising Standards Authority (ASA) alegando que el anuncio impreso estaba "exagerando engañosamente" los efectos del producto.

De acuerdo al medio español, en la campaña se podía ver una imagen de la actriz con una pestañas imposiblemente largas acompañado de un texto en el que se relatan los milagros de esta nueva máscara.

La defensaDesde Christian Dior se han defendido alegando que ningún miembro del público se ha quejado del anuncio y que, como muchas mujeres utilizan pestañas postizas con regularidad, la imagen del anuncio no va más allá de las expectativas que los consumidores pueden tener sobre lo que se puede conseguir en una sesión de belleza rutinaria.

Dior también admitió que las pestañas naturales de Portman fueron alargadas digitalmente, pero recuerda que en el texto del anuncio no hay ninguna llamada de atención sobre la longitud de las pestañas.

Pero desde han hecho caso omiso a la defensa de Dior, afirmando que no han visto ninguna evidencia de que la máscara anunciada pueda producir los efectos que se ven en las pestañas de Natalie Portman. Así, el anuncio ha sido declarado engañoso, ausente de justificación y culpable de exageración, por lo que ha sido vetado y no podrá volver a lanzarse.