Módulos Temas Día

Cuáles, cuánto y cómo: el proceso de traer un auto de lujo a tierra peruana

El segmento es tan exclusivo que el dinero en mano no basta para adquirir autos como Ferrari.

Stephanía Palomino Melgarstephania.palomino@diariogestion.com.pe

Usted no elige un Ferrari, Ferrari lo elige a usted. Tener un vehículo de la escudería italiana no solo amerita una gorda billetera –según fuentes del sector un bólido de este tipo supera fácilmente los US$ 250 mil-, sino un perfil que cumpla los estándares de la marca.

En el Perú ser dueño de uno de estos juguetes puede tomar entre ocho meses y un año, según revela Felipe Sarria, gerente comercial de Fiat Perú, y miembro del grupo Skbergé.

El proceso de importación se realiza a través de SKBergé Chile y Comercial Itala, representantes oficiales de la marca en el país del sur.

Tenerlo en casaEl ejecutivo explica que la compra inicia con la evaluación del cliente, a través de un perfil que la fábrica deberá aprobar. Así postula oficialmente para entrar a una lista de espera.

Sarria destaca que al país se pueden traer todos los modelos de la gama California, 458 Italia, 458 Spyder, FF y F12, pero la importación dependerá de la evaluación, ya que hay versiones especiales que requieren que el comprador sea un cliente anterior de la firma.

En declaraciones anteriores, Skbergé informó que en el 2012 se entregaron tres unidades (dos del modelo 458 Italia y uno del modelo 599 GTB) y que el 2013 cerraría con, por lo menos, el ingreso de un bólido de la marca.

Otra marca de lujo presente, aunque no con un concesionario, sino a través de la importación directa desde Brasil, Estados Unidos e Italia es Lamborghini, según Edwin Derteano, presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

Hasta el 2013 se han registrado solo cinco Lamborghinis. No obstante, Derteano revela para Gestión que en el primer trimestre ya se han importado dos unidades, uno nuevo y otro de segunda mano.

Agrega que durante los dos últimos años hicieron su ingreso dos Lamborghini Aventador nuevos, con un valor individual que oscila en los US$ 513, 000.

Otra marca que sí cuenta con un concesionario directo es la alemana Mercedes-Benz. En opinión de Luis Pollarolo, gerente comercial de la marca, para traer un vehículo a pedido, primero solicitan el cupo de producción para que pueda ingresar el pedido en fábrica, "el tiempo de espera puede ser de hasta 6 meses, algo largo para un modelo convencional, pero por pedidos especiales el cliente está dispuesto a esperar.

Leer comentarios ( )