Módulos Temas Día

¿Qué problemas de salud pueden afectar nuestro trabajo con las celebraciones de de Año Nuevo?

Diciembre es un mes lleno de diferentes experiencias, que involucran fiestas, comidas y excesos, los que pueden producir alguna dolencia que nos aleje del centro laboral por unos días.

Enfermedad

A pocos días de celebrar la llegada del Año Nuevo, no debemos dejar de lado las posibles consecuencias en nuestra salud tras celebrar, comer y beber. (Foto: Pixabay)

A pocos días de celebrar la llegada del Año Nuevo, no debemos dejar de lado las posibles consecuencias en nuestra salud tras celebrar, comer y beber. (Foto: Pixabay)

A pocos días de celebrar la llegada del Año Nuevo, no debemos dejar de lado las posibles consecuencias en nuestra salud tras celebrar, comer y beber. (Foto: Pixabay)

En los últimos días del año es común escuchar frases como “estoy estresado”, “he comido demasiado recalentado”, “mañana tengo la reunión de fin de año con los compañeros y voy a beber”, entre otras. Y es que diciembre se caracteriza por los ajetreos de compras, reuniones y un cúmulo de emociones que muchas veces nos pueden jugar en contra y afectar la salud, haciendo que nuestro desempeño laboral también se vea perjudicado.

Dolor estomacal, estrés, depresión, intoxicaciones y aumento de peso son algunos de los problemas médicos que se presentan con mayor incidencia a miras de iniciarse el 2019 pero, ¿por qué sucede esto?

El trabajo también puede afectar la salud pues muchas empresas están en cierres de campaña, alcance de metas, programaciones para el año siguiente, entre otras actividades que pueden desencadenar estrés. 

“Esto conlleva un cansancio mental que se ve reflejado en irritabilidad, contrariedad e incluso somatizaciones diversas como cefaleas (dolor de cabeza), cervicalgias (dolor de cuello), mareos, parestesias (sensaciones raras como quemazón, hormigueo, insensibilidad), que se dan principalmente en cara y en miembros superiores. En casos más extremos también se presenta sensación de falta de aire y a veces palpitaciones debiendo, estas dos últimas sobre todo, ser evaluadas para descartar un daño orgánico”, explica Miguel Vidangos, médico internista de SANNA Clínica San Borja.

Esto no es todo, pues en diciembre, muchas personas también presentan cuadros de depresión y ansiedad, relacionados a la soledad o que pueden asociarse a pérdidas sentimentales, económicas o al despido del centro laboral.

Los agasajos, reuniones y fiestas de estos días se caracterizan por la presencia de diversos tipos de comidas, bebidas y hasta postres. La ingesta excesiva de estos pueden generar cuadros de diarrea, intoxicaciones alimentarias, empachos, vómitos y problemas de acidez, los cuales no solo pueden afectar los planes para celebrar el Año Nuevo sino extenderse a los primeros días del 2019, ocasionando faltas al trabajo y presentación de descansos médicos tras terminar en emergencias.

Suele pasar que en estas semanas las celebraciones abundan y no se puede tomar solo una copa y en algunos casos se da el aumento importante en la ingesta de las bebidas alcohólicas ocasionando intoxicaciones. En otros casos, también se presenta el uso y abuso de drogas. En ambas situaciones, también puede acarrear accidentes de tránsito, poniendo su vida en riesgo y la de otros”, agrega el doctor Vidangos.

Por último, recuerda comer y beber en cantidades adecuadas, sin excederte en los alimentos pero tampoco dejes de ingerirlos. De igual manera, el especialista recomienda diferenciar entre una emergencia y urgencia (no está en peligro la vida) para así no aglomerar los centros médicos innecesariamente, por más que la situación sea dolorosa y preocupante, pues en Año Nuevo se pueden presentar accidentes de tránsito o incendios cuyos heridos también necesitarán atención inmediata.

Leer comentarios ( )