Stephanía Palomino Melgarspalomino@diariogestion.com.pe

"Chatea" con sus colaboradores. Al gerente general de le gusta la honestidad de su gente y admite ser antiworkaholic.

¿Hace cuánto tiempo está en la empresa?Hace casi seis años y en el sector más de 16 años.

Es joven, ¿entró al sector al terminar su carrera?Entré al sector eléctrico apenas terminé mi maestría. Es increíble cómo pasa el tiempo, tengo 44 años y arranqué un 28 de julio de 1997, así empecé a trabajar.

¿Si hubiera una palabra que lo pueda describir, cuál sería?Eso lo deben decir mis colaboradores. Es complicado. Si me preguntas cómo describo mi estilo, lo que yo busco en la vida es tener un balance entre el tiempo que le dedico al trabajo, a la gente de la oficina y a mi familia.

¿Lo ha logrado?Yo creo que sí, con mucha disciplina. Acá en la oficina yo podría quedarme hasta las 10 p.m. todos los días, pero a no ser que haya cosas que requieran mayor concentración, yo me pongo horarios fijos y estrictos para llegar e irme a cierta hora. Y cuando estoy en la casa no hay BlackBerry ni correo, es un tema de disciplina casi militar que hay que aplicar para no desatender los diferentes aspectos de la vida.

¿Es posible separar el trabajo de la familia?Sí, obviamente en un trabajo como este, donde la operación es todos los días del año, las 24 horas del día y tenemos 12 plantas en costa, sierra y selva, pues hay temas que requieren atención inmediata. Pero, salvo excepciones, cuando estoy en la oficina estoy en la oficina, y cuando estoy en casa estoy en casa.

¿Llega a casa y siempre apaga el celular?Sí, soy el más antiworkaholic de todos.

¿Qué hace cuando ve a un workaholic rondando?Cuando veo a un workaholic prefiero que se vaya a su casa. A veces pasa que en ciertas áreas alguien se queda muy tarde y en ese momento cito al gerente y le digo: "¡Hey!, ¿qué está pasando mal en tu área que requiere que tu gente esté desbalanceándose?".No lo permitimos.

¿Cómo logra mayor fidelidad de sus colaboradores?Es que siempre hay una discusión activa sobre dónde podemos mejorar. Yo participo en 'chats' con los empleados y ahí vale todo. En nuestra firma lo que más tenemos y procuramos es un ambiente donde la crítica constructiva es bien recibida.

¿Cómo logra que sus colaboradores se expresen?Es más difícil motivar que la gente venga a la oficina, porque dos tercios de la gente no trabaja en oficina, son personas que están en planta, pero a ellos les doy mi anexo directo para que se comuniquen conmigo. La verdad es que me gustaría que me llamen más, pero no todos se atreven.

EN CORTOUna publicación con mucha energía. Duke Energy Perú, empresa generadora de energía, realizó la presentación oficial del libro "55 Años del Cañón del Pato. Una proeza en los Andes: Historia de la Central Hidroeléctrica del Cañón del Pato".