Módulos Temas Día

Oscar a mejor película sellaría invasión de Netflix a Hollywood

Su cinta " Roma" es la favorita para ganar el Premio de la Academia a la mejor película, el máximo galardón en la entrega de premios más prestigiosa de Hollywood.

Netflix

Netflix

"Roma" tiene un 33% de posibilidades de ganar, según la revista Hollywood Reporter, mientras que Gold Derby le da un 20% de probabilidad.

Este domingo, Netflix sabrá si finalmente tiene un asiento en la mesa de los niños chéveres.

Su cinta " Roma" es la favorita para ganar el Premio de la Academia a la mejor película, el máximo galardón en la entrega de premios más prestigiosa de Hollywood. "Roma" tiene un 33% de posibilidades de ganar, según la revista Hollywood Reporter, mientras que Gold Derby le da un 20% de probabilidad.

Una victoria el domingo completaría la transformación de Netflix, de intruso de Silicon Valley a miembro consumado de Hollywood, y sería el comienzo de una nueva era en el negocio del entretenimiento.

" Roma" es la primera nominada a la mejor película que en su esencia fue un lanzamiento digital, aunque tuvo un paso limitado por los cines, y Netflix sería la primera compañía tecnológica en hacerse con el máximo galardón de la meca cinematográfica.

Más allá de si Netflix triunfa o no en la ceremonia, tarde o temprano una película estrenada en la red será coronada como mejor cinta, vaticinó Rich Greenfield, analista de BTIG.

Amazon y Apple invierten miles de millones de dólares en programación e incluso Disney planea lanzar películas digitales que no aparecerán en los cines.

"Este es un punto de inflexión para la industria, que muestra hacia dónde va el mundo", aseguró Greenfield.

Aceptación lenta
Netflix
siempre ha disfrutado su papel de outsider y startup basada en datos que rompe con la tradición de Hollywood. Libera todos los episodios de nuevos programas a la vez para que la gente pueda hacer maratones y nunca dice cuántas personas ven esos programas porque no está obligada a hacerlo.

En general, tampoco lanza sus películas en cines antes de que aparezcan en versión digital, lo cual es una fuente de enorme frustración para los dueños de cines y algunos cineastas.

No obstante, desde que Netflix cambió los DVD por la televisión en la web, ha comenzado a adoptar las normas de Hollywood. Si bien sus oficinas centrales están en Silicon Valley, la mayoría de los empleados describen a la firma como una empresa de entretenimiento.

Su nuevo director financiero trabaja desde sus oficinas en Hollywood, que no están lejos del apartamento del máximo ejecutivo, Reed Hastings, y la mansión del jefe de contenidos, Ted Sarandos.

La compañía ha cortejado a estrellas y escritores para desarrollar producciones originales, prometiendo grandes presupuestos y libertad creativa, y ha buscado ganar premios para validarlas a los ojos de la industria.

Incluso lanzó "Roma" en cines semanas antes de su debut en la plataforma de streaming, lo cual fue una concesión clave. El año pasado, Netflix obtuvo más nominaciones al Emmy que cualquier cadena de TV.

Campaña
Sin embargo, Netflix nunca ha montado una campaña como la de "Roma". La compañía gastó US$ 30 millones en su cruzada para ganar el Oscar, según el New York Times, una ofensiva promocional orquestada por Lisa Taback, ejecutiva cuyo único trabajo es hacer que Netflix gane premios.

Propietarios de cines y cineastas como Steven Spielberg han intentado bloquear el camino de Netflix a los Oscar. La compañía todavía insiste en que la mayoría de sus películas estén disponibles en su servicio al mismo tiempo que en los cines, para disgusto de cinéfilos y dueños de cines. Los principales estudios lanzan películas en los cines meses antes de que estén disponibles en cualquier otro lugar.

Temor
Las cadenas de cine más grandes del mundo se han negado a exhibir las películas de Netflix, y ni siquiera proyectan "Roma" tras recibir más nominaciones al Oscar que cualquier otra cinta.

"Hay cierto pánico sobre la posibilidad de que Netflix gane", afirmó Sasha Stone, editora de Awards Daily.

Un triunfo de "Roma" inclinaría el equilibrio de poder en Hollywood. Netflix compite por reclutar talento con los estudios más grandes de la ciudad, como Disney, Universal de Comcast y Warner Bros. de AT&T.

Estos estudios han atraído talento asegurando que Netflix no promocionará sus películas y que el gigante del streaming nunca podrá ganar los grandes premios, pero ahora, la compañía podría quedar en posición de hacer la propuesta más fácil de todas: trabaje en Netflix y gane un Oscar.

"Digamos que Netflix gana", planteó Greenfield. "Lo sorprendente es que 60 millones de personas en EE.UU. y 150 millones a nivel mundial pueden hacer clic y verla un minuto más tarde sin costo adicional. Eso nunca ha pasado antes".

Leer comentarios ( )