Si usted es un publicista, arquitecto o diseñador, trabaja solo o con un compañero de equipo y no cree que sea el momento de firmar un contrato de alquiler que implicará pagar garantías y tiempos fijos de permanencia, esta nota es para usted.

Si usted ha trabajado en una cafetería con wifi o sostenido reuniones en restaurantes bulliciosos, debe saber que en Lima ya existe una oferta dirigida a este target. Según explica Daniel Olivares, director del proyecto, las oficinas como espacios para residentes empresarios ya existen en otras partes del mundo.

"Hemos implementado una casa enorme en Miraflores y hemos desarrollado una propuesta completa: oficinas, salas de reunión, todos espacios lúdicos y con mucho diseño" explica el director su nuevo negocio.

Y es que la casa cuenta con sillones que emulan columpios, tiene un tobogán que va del primer al segundo piso. "La idea es promover con el espacio la creatividad de sus residentes".

ModalidadUn residente es aquel que decide contratar el espacio por un mes porque tiene que trabajar en un proyecto o recibir clientes. Según Olivares, hay residentes permanentes que piden tiempos muy definidos, pero otros que solo quieren el espacio por medio tiempo.

"Hay espacios exclusivos para empresas con cuatro trabajadores – que es el límite de residentes de una misma firma – y espacios comunes. La idea es que el alquiler les permita usar todos los ambientes de la casa, que se muevan y que puedan conocer y comunicarse con otros residentes".

Aunque la creatividad es una divisa para el negocio, eso no delimita el espacio para artistas. Según el vocero, también se han acercado abogados a rentar un espacio.

Olivares explica que la inversión en el espacio ha sido de S/500 mil soles pues han usado materiales e infraestructura de primera. "No se trata de un cubículo, sino de algo muy bien pensado".