Karen Rojas Andiakaren.rojas@diariogestion.com.pe

Norma Martínez es considerada una de las actrices más prominentes del Perú. Es una mujer de sonrisa amplia, obsesiva y meticulosa. Para ella, el proceso para construir un personaje nunca es igual.

Pero ahora tiene un nuevo propósito: cautivar con Vergüenza, una obra con la que retoma la dirección de teatro y que cuenta la historia de Amir Kappor, un hombre de origen pakistaní que busca ocultar su propia identidad.

¿Cómo asumió el desafío de montar una obra de teatro?La dirección de teatro era algo que me interesaba desde hace mucho tiempo. Cuando recibí la propuesta de La Plaza, empezamos a buscar obras que pudieran calzar dentro de la programación y encontramos Vergüenza, una obra brillantemente escrita por Ayar Akhtar, ganador del Pulitzer en el 2013.

¿Por qué se inclinó, precisamente, por esa obra?Me impactó por cómo está estructurada, además, aborda temas que consideré cercanos a cualquier sociedad desarrollada o en vías de desarrollo.

¿Cómo observa la recepción?La sala está llena todos los días y, honestamente, no lo esperaba.

¿Por qué?Consideraba que quizá el público no iba a conectar con una historia que está, aparentemente, alejada de nuestra realidad, pero por la respuesta de la gente entiendo que la obra está más cerca de lo que creía.

¿Hay muchos Amir Kapoor en nuestra sociedad?Creo que todos vivimos, en reiteradas veces, enfrentados a nuestra verdadera identidad. Lo hacemos en el intento de sentirnos aceptados en ciertos grupos y eso pasa desde cómo nos vestimos hasta qué consumimos. Eso es absolutamente humano, pero unos se van extremos, como Amir Kapoor.

Hasta que todo explota…A mi parecer, no hay momento en la vida de un ser humano en que uno no se detenga a preguntarse "¿este soy yo?". Y cuando descubrimos que esa construcción que hemos hecho de nosotros mismos está cada vez más alejada de lo que somos en esencia, normalmente, entramos en crisis.

En su faceta de actriz, ¿cómo definiría el proceso de construir un personaje?Cada papel pone un reto distinto. El proceso de construcción nunca es igual. Aunque hay técnicas y te basas en ciertas cosas no todas funcionan para cada personaje.

¿Cuáles son los personajes que le atraen más?Siempre trato de interpretar personajes que me parecen imposibles de hacer cuando los leo. Esos son los que me interesan.

¿La exigencia es alta a nivel emocional?No solo a nivel emocional, también a nivel físico. Sostener una temporada de teatro es tan agotador como jugar en el Mundial, pero todos los días.

¿Qué elementos considera indispensables para un proceso creativo como actriz?Libertad y, sobre todo, valentía. Cuando uno ensaya, siempre propone cosas que no son necesariamente las más creativas ni interesantes. No tener miedo a equivocarse es difícil, y ese es el territorio que más he aprendido a preservar.

¿Eso se extiende a su rol como directora?Imagino que iré ganando más libertad conforme siga ejerciendo esa función, digamos que aún estoy un poco tímida.

Si bien el teatro nacional está despegando, ¿qué está haciendo falta?Creo que todavía podemos desarrollar mucho más una dramaturgia con voz propia. Creo que nos ayudará a tener un movimiento de teatro más cercano a nuestras problemáticas, aunque en verdad las grandes obras siempre lo están, pero hay intentos importantes.

¿Qué nuevos proyectos tiene entre manos? Combinaré un poco más de las dos cosas, tengo un par de proyectos que me gustaría dirigir, pero mi siguiente participación es como actriz en "¿Estás ahí?", del dramaturgo argentino Javier Daulte, que estará dirigida por Alberto Ísola.

En cuanto al cine, ¿Con "Prueba de vida" (filme estadounidense protagonizado por Meg Ryan y Russell Crowe), se sintió tentada a probar suerte en esa industria? En ningún momento pensé, a partir de eso, tentar suerte en ese movimiento cinematográfico, no me considero una actriz con las características necesarias para competir en ese medio, tampoco me interesa. Ahora tengo mucho interés en el cine peruano y latinoamericano.

¿Cómo marcha en ese sendero? He tenido la suerte de participar en el "Evangelio de la carne" y "Rocanrol 68". Ahora estoy a la espera de que se estrene la película "Encadenados", de un director arequipeño. Siempre aparecen proyectos en cine, que es algo que interesa mucho.

EN CORTOCuestión de identidad. Vergüenza, una obra que aborda el reconocimiento de los orígenes, va hasta el 8 de julio en Teatro La Plaza. El elenco está conformado por Miguel Iza, Vanessa Saba, Leonardo Torres, Ebelin Ortiz y Renato Rueda.

LAS CLAVESPremios. Mejor actriz de teatro por "Bicho" (2007) y "Las Brujas de Salem" (2009).La Noche de los Cortos. Mejor actriz por "Cuidados intensivos" (2011).Nominación. Mejor actriz de cine por "El evangelio de la carne" (2013).

HOJA DE VIDANombre: Norma Milagros Martínez Zevallos.Obras: Destacan "Bicho", "Las brujas de Salem" e "Incendios".Estado civil: Soltera.Edad: 44 años.