A Neymar le gustan color verde Brasil. A Wayne Rooney, blancos. Y Luis Suárez los prefiere azul celeste. Los auriculares de alta gama creados por el rapero Dr. Dre se volvieron un artículo omnipresente en el fútbol.

Vetados por de las canchas por motivos de licencias, los aparatosos auriculares se han vuelto una fiebre entre las estrellas del fútbol. El Mundial se ha convertido en un enorme anuncio publicitario no oficial para la compañía recién .

los llevaba al bajar el lunes del autobús en el estadio Castelao de Fortaleza para el último entrenamiento de Brasil antes de enfrentar a México. Suárez los tenía en su cuello durante una pausa en una práctica con la selección de Uruguay.

Tarjeta rojaUn acuerdo de licenciamiento entre la FIFA y (sponsor oficial) implica que no los pueden usar dentro de los estadios del Mundial, partidos o eventos de prensa.

Expertos en marketing dicen que eso puede amplificar el interés del público. "Cuando los hinchas ven a los atletas del utilizando Beats en su tiempo libre, por elección, eso tiene tanto impacto como verlos ponerse sus zapatillas Adidas o consumir una bebida que auspicia el evento", dijo la estratega Ellen Petry Leanse, una ex ejecutiva de Apple y Google.

"Quizás incluso más. Beats no es patrocinador, así que el mensaje es más auténtico", añadió.

La guerra de los BeatsBeats es conocida por sus tácticas de "marketing de guerrilla" para eludir barreras de licenciamiento.

Un comercial protagonizado por Neymar, Suárez, Götze y otros futbolistas usando los auriculares fue lanzado días antes del inicio del Mundial y visto por 10.6 millones de personas.

OTROSÍ DIGO

Estrategia. En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Beats envió miles de auriculares gratuitos a deportistas de alto perfil, incluyendo el equipo de baloncesto de EE. UU. y la delegación de Gran Bretaña, burlando a Panasonic, el sponsor oficial.

CIFRAS

- 64% del mercado ya ha sido conquistado por la marca Beats. – US$100 millones le cuesta ser sponsor del Mundial a una marca.