Las empresas del magnate mexicano Carlos Slim y la cadena de medios Televisa no podrán tener exclusividad en la transmisión de varios partidos de fútbol de la Copa del Mundo, ni de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos, anunció el Instituto Federal de Telecomunicaciones de México.

Hace casi dos meses, las empresas de Slim y Televisa fueron declaradas por el organismo regulador como dominantes en sus sectores, por lo cual anunció la imposición de restricciones y ajustes para disminuir su poder y fomentar la competencia.

Según la ley, una empresa es preponderante cuando tiene una participación nacional mayor al 50% en la prestación de servicios de radiodifusión o telecomunicaciones, de manera directa o indirecta.

La institución precisó que en el caso de los Mundiales de fútbol, las empresas mexicanas no podrán transmitir en exclusiva las ceremonias de inauguración y clausura, pero tampoco los partidos inaugurales, los de cuartos de final, de semifinales y final.

Dominan el mercadoTelevisa es el mayor productor de programas de televisión en español y controla cerca del 70% de la televisión abierta. Actualmente, transmite en exclusiva los partidos de nueve de los 18 equipos de la primera división de fútbol.

Por su parte, América Móvil es el principal proveedor de telefonía celular en Latinoamérica y en México, donde maneja un 70% del mercado. El año pasado la empresa adquirió los derechos de transmisión en América Latina —con excepción de Brasil— de los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro y los pasados de Invierno de Sochi, en Rusia.