Módulos Temas Día

Una mujer gana 400% en acciones paquistaníes pero le cuesta ganarse el respeto

En Paquistán es difícil encontrar una administradora de dinero más exitosa que Maheen Rahman.

notitle

(Bloomberg) Maheen Rahman, la mujer de 39 años convirtió una firma de administración de activos deficitaria en un objetivo rentable de adquisiciones, llevó su fondo de capital de riesgo al mejor desempeño del país y posicionó su nueva empresa para lo que estima será un salto de 40% de los activos de clientes este año. A pesar de todo eso, Rahman sigue teniendo que demostrar que pertenece a un sector en el cual los 21 máximos responsables ejecutivos rivales son hombres.

"Mi principal desafío ha sido construir una reputación y generar confianza en un mercado que valora las canas y el hecho de ser hombre", dijo Rahman, que administra el equivalente de US$180 millones en acciones y bonos como máxima responsable de Alfalah GHP Investment Management Ltd. en Karachi. "Después de todos estos años, me siguen preguntando por qué no me limito a diseñar ropa".

Si bien el ascenso de Rahman a la cima de una firma financiera habría sido impensable en Paquistán hace dos décadas, su lucha por ganarse la aceptación de sus pares masculinos ilustra el desafío profesional que siguen enfrentando las mujeres en un país que tiene el menor porcentaje de mujeres que trabajan entre las 15 mayores economías de Asia. Los inversores que apuestan a Rahman se han visto recompensados con un retorno de 443% de su fondo de acciones IGI desde su creación hace siete años, 117 puntos porcentuales más que el índice de referencia y el mayor aumento entre 34 pares que analizó Bloomberg.

Fuerza laboral femeninaRahman, que es también la directiva más joven de una firma administradora de activos de Paquistán, se ha caracterizado por apuestas oportunas a empresas de energía y compañías sensibles a las tasas de interés en un contexto de alza del mercado bursátil de US$71.000 millones del país cuyo ritmo superó el de todos los demás con las excepciones de Filipinas y Sri Lanka.

El Índice KSE 100 de Paquistán ha retornado 326% –o 195% en términos de dólares- desde que el fondo de acciones IGI de Rahman inició sus operaciones en julio de 2008, en momentos en que el país completaba la primera transición democrática del poder de su historia, obtenía un préstamo de US$6.600 millones del Fondo Monetario Internacional y prometía vender participaciones en las compañías estatales. El aumento del gasto en consumo y los rendimientos más altos de Asia también convencieron a los inversores de obviar anteriores cortes de energía y una guerra con insurgentes talibanes en la frontera afgana.

Para las mujeres de Paquistán, las mejoras no han sido tan grandes en una economía de US$233.000 millones. Apenas el 25 % de la población femenina del país participa en la fuerza laboral, mientras que lo hacía el 22% en 2008, según datos que recopiló el Banco Mundial. Eso puede compararse con un promedio de 52% en las economías más grandes de Asia.

Incluso en la firma de Rahman, ella es una de apenas seis mujeres en un total de personal de 48.

Tags Relacionados:

derechos laborales

Pakistán

Leer comentarios ( )

Ir a portada