Módulos Temas Día

Las razones por las que el jean es una de las prendas más contaminantes

Para producir un pantalón de dénim se necesitan alrededor de 11,500 litros de agua.

Jeans.

Jeans.

Foto: Marco Verch/Flicr

Marco Verch / Flicr

El jean que fabricó Levi Strauss hace más de 145 años es hoy la prenda más popular del mundo. Sin embargo, también es una de las más contaminantes de nuestro clóset.

En todo su ciclo de vida un solo pantalón de dénim utiliza alrededor de 11.500 litros de agua, genera 32 kilogramos de dióxido de carbono y 10 de colorantes y químicos, lo que multiplicado por las más de 1.000 millones de unidades de estas prendas que se fabrican cada año en el mundo daría como resultado unos 11,500 millones de litros, 32.000 kilogramos de CO2 y 10.000 de colorantes.

Así se extrae del conocido estudio de la Agencia de Medioambiente y Control de Energía de Francia (Ademe), realizado a un solo pantalón fabricado en tejido dénim de 666 gramos, hecho con un metro y medio cuadrado de tela, que tiene un ciclo de vida de cuatro años y que se lava cada tres usos.

Estudio realizado
El estudio divide la vida de la prenda en tres fases: la producción del tejido de algodón, la elaboración propiamente del jean y su ciclo de vida posterior una vez en nuestro clóset.

La primera de ellas es la que más contamina al medio ambiente, pues requiere unos 8.000 litros de agua y además se estima que el tejido dénim es responsable de 10% de los pesticidas y de cerca de 25% de los insecticidas utilizados en todo el mundo al año.

Posteriormente, en la elaboración de la prenda se desperdician 2.000 litros más de agua. La investigación de la agencia francesa indica que en esta fase se producen 13 kilogramos de emisiones de CO2 en su fabricación, que se generan 10 kilos debido a los colorantes y a los químicos, y medio kilo adicional más por cuenta de las sustancias químicas para conseguir el efecto desgastado del jean.

Y una vez que se compra, la contaminación no para, pues Ademe estima que durante todo el ciclo de vida del pantalón, en el caso del estudio de cuatro años, se necesitarán 1.500 litros adicionales de agua para lavarlo y generará otros 19 kilogramos más de dióxido de carbono debido a los procesos de lavado, secado y planchado del jean.

“Para hacernos una idea, un hogar más o menos gasta unos 20 metros cúbicos de agua al mes. De acuerdo con los datos del programa Mistra Future Fashion, para hacer un jean se necesitan hasta 1.000 litros de agua. Las empresas colombianas deben ser sostenibles y muchas de ellas ya han empezado a tener prácticas más amigables con el medio ambiente como Lafayette, Fabricato o Artextil, entre otras. Nuestro propósito es reutilizar la mayor parte posible de agua y reducir la generación de residuos. Por ejemplo, con Lafayette hemos trabajado para reducir hasta 70% el agua”, indicó Lorenzo Velásquez, director del Laboratorio de Investigación e Innovación de Inexmoda.

Cuestionamiento a la industria textil
A nivel global, entidades como Greenpeace han cuestionado que detrás de la petrolera, la textil es la segunda industria que más contamina al producir 20% de las aguas residuales y 10% de las emisiones de dióxido de carbono en el mundo.

Además, otros organismos como Naciones Unidas ha puesto de manifiesto que a parte de todo el desperdicio que provoca la industria de la moda, los “tiempos de vida” de la mayoría de las prendas que compramos son relativamente cortos. Es más, se proyecta que 85% de los textiles es desechado en vertederos, o incinerados, causando aún más contaminación.

Diario La República
​Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

Leer comentarios ( )

Ir a portada