La leyenda del baloncesto ha sido incluido en la lista anual de multimillonarios de Forbes por primera vez en el 2015, con un patrimonio neto de $ 1,000 millones, gracias al aumento de los valores de la franquicia de la NBA.

Los Charlotte Hornets son el mayor activo de Jordan, con su participación cotizada en más de US$ 500 millones netos de deuda. Pero el equipo ha sido en gran parte una pérdida de dinero en términos de flujo de caja en los últimos años. Sin embargo, el mejor jugador de todos los tiempos de la puede darse ese lujo, pues sigue siendo una máquina de hacer dinero sin contar a los Hornets.

Jordan ganó US$ 100 millones en acuerdos con Nike y otros socios el año pasado, según datos de Forbes, más que cualquier otro atleta retirado o en actividad. Sus ganancias en el 2014 también fueron superiores a los US$ 94 millones que Jordan ganó en salario acumulativo cuando jugó profesionalmente durante 15 años para los Chicago Bulls y Washington Wizards.

La marca Jordan de Nike es un gigante financiero. Las ventas de calzado Jordan en Estados Unidos subieron 17% el año pasado a US$ 2,600 millones, según datos compilados por SportScanInfo. Jordan supera en casi 10 veces las ventas de las zapatillas de la firma de la actual estrella de la NBA, LeBron James.

La marca de ropa de Jordan y el negocio internacional también suma más de $ 1,000 millones adicionales. La cuota de mercado de la marca Jordan en la industria de zapatillas para baloncesto en EE.UU. acaparó el 58% de los US$ 4,200 millones el año pasado, frente al 54% en el 2013.

La participación de Nike salta al 95.5% si se incluye Nike Basketball, mientras que Adidas tiene solo el 2.6% de participación, seguido de Under Armour (1%) y Reebok (0.8%).

"Nike ha hecho un trabajo increíble al evolucionar la marca Jordan desde el puro baloncesto hacia una marca de estilo de vida", opina Eric Tracy, analista que sigue a Nike en Janney Capital Markets. "Eso lleva inherentemente a un mercado objetivo mucho más grande".

Tracy también apunta a la capacidad de Nike para explotar el fenómeno "sneakerhead", que es insuperable. Ellos están renovando de manera constante la línea retro de Jordan, que representa alrededor del 50% del negocio de calzado de Jordan. Nike deja un poco de dinero sobre la mesa por no producir lo suficiente para satisfacer la demanda, pero esto siempre deja a los fans de Jordan con ganas querer más.

Por ejemplo, el Air Jordan XI retro "Legend Blue", lanzado el 20 de diciembre, se agotó en la web de Nike en tres horas. Otros tiendas retail también vaciaron rápidamente su stock. A un precio promedio de US$ 180, de acuerdo con SportScanInfo, Nike vendió más de US$ 80 millones de la "Legend Blue" en su primera semana, mientras que la mayoría de ventas se hicieron en el primer día.

Este es un estilo para solo una semana. Para ponerlo en perspectiva, Adidas, Under Armour, Reebok y cualquier otra marca que no sea Nike/Jordan vendieron un total acumulado de US$ 190 millones para todos sus estilos durante las 52 semanas del 2014. Ese es el poder de Jordan.

Nike lanzó este año las celebraciones por el trigésimo aniversario de la marca Jordan en el Juego de las Estrellas en Nueva York. Estas incluyeron una temática interactiva sobre Michael Jordan en Manhattan y una tienda pop-up en Brooklyn.

La marca Jordan tiene a unos 30 jugadores en actividad de la NBA bajo contrato, que muestran el producto en la cancha, incluyendo All-Stars Carmelo Anthony, Chris Paul, Blake Griffin y Russell Westbrook. La marca también es lucida por atletas de otros deportes, como el beisbolista Derek Jeter, el piloto de Nascar Denny Hamlin, el jugador de la NFL Dez Bryant y el boxeador Andre Ward. Sin embargo, nadie vende como lo hace MJ.

Jordan se retiró por tercera y última vez hace una docena de años, pero el público aún se identifica con él como lo hacen con pocas personas en el planeta. MJ ocupa el cuarto lugar entre todas las celebridades en los EE.UU. y es el número 12 a nivel mundial. El único otro atleta clasificado en el top 20 a nivel mundial es de fútbol David Beckham. El nivel de conocimiento sobre Jordan en los EE.UU. es de 98%, solo igualado por Barack Obama.

TAGS RELACIONADOS