Módulos Temas Día

show business

Masivos, digitales y más exigentes: el mundo detrás de los festivales de reggaeton

Ramón Larrea, representante de One Entertainment , detalla cómo es el negocio de los shows masivos de música urbana. Apuntan a instalar una arena en la Costa Verde.

Ramón Larrea

Tiempo. La productora One Entertainment tiene tres años en el mercado. (Foto: Diana Chávez)

Tiempo. La productora One Entertainment tiene tres años en el mercado. (Foto: Diana Chávez)

Nicky Jam, Becky G, Sebastián Yatra, Alexis & Fido, entre otros artistas arribarán a Lima con sus ritmos latinos y urbanos el próximo 1 de junio. El festival donde se presentarán, al que se ha llamado Barrio Latino, lleva ya su cuarta edición.

A lo largo de ellas han estado presentes quienes en la actualidad lideran los rankings Billboard y figuran en las listas más escuchadas de Spotify. Hablamos de Daddy Yankee, J Balvin y Bad Bunny, figuras que han congregado cada vez más fanáticos en Lima. “En la primera edición vendimos 12,000 entradas. Luego, 19,000; en la tercera 23,000, y esta vez estamos esperando entre 25,000 y 30,000 asistentes”, detalla Ramón Larrea, representante de One Entertainment.

La demanda por estos intérpretes es tan alta que en el futuro la productora planea instalar una arena profesional en una parte de la Costa Verde con capacidad para 15,000 personas. Todo será digital
A ocho días del concierto, ya se ha vendido el 70% de las entradas.

Lo novedoso del festival, más allá de las 12 horas de música que promete, es que todas las transacciones económicas, desde la venta de entradas hasta el comercio de comidas, bebidas y merchandising, se realizarán vía digital.

“Al principio era un tema de preocupación porque muchos prefieren hacer cola y tener la entrada en físico, pero muchos de los asistentes son nativos digitales”, explica Larrea.

De esa manera, el público que asistirá a Barrio Latino tendrá diversos puntos o cajas en el evento donde podrá cargar dinero a través de una transacción electrónica. A cambio de ella, recibirá en su teléfono un código QR con el que podrá adquirir lo que desee en los lectores que habrá en los puntos de venta.

Si al final del concierto no ha consumido todo, se le hará la devolución el mismo día. No solo el público se beneficia con esta experiencia moderna, rápida y segura, sino también los organizadores. Con este sistema, se puede monitorear todo en tiempo real y se evita el pago en custodia y traslado del dinero en físico de todas las ventas al final del espectáculo. Pero, sobre todo, permite conocer el comportamiento de cada consumidor que va al concierto.

El público

De acuerdo a Larrea, la mayoría de asistentes de Barrio Latino tienen entre 16 y 35 años. “Hay picos de 40 y 50 años, pero son minoría”, acota. Estos se dividen en las diversas zonas habilitadas para el concierto, desde la general, pasando por la VIP, hasta las terrazas y los boxes. Dependiendo de la época en que la compres, la entrada más económica está S/ 70 y la más costosa está alrededor de S/ 450. 

“Se autosegmenta según eso. Si vas a la zona Vip, hay personas por encima de los 30 años y el consumo es distinto. En Terrazas hay chicos entre los 20 y 30 años pero que quieren tener una experiencia de mejor terminación”, comenta el representante de la productora.

Algunos de los detalles que hacen más alto el costo de una entrada en esas zonas son el acceso a barras de licores, patio de comidas, la compra de alcohol por botellas, puntos de recarga para el celular, cuartos de maquillaje, entre otros.

Detalles técnicos

Larrea también ha sido el responsable de traer al Perú shows como el de Cirque du Soleil de Soda Stéreo y Guns N’ Roses. Sin embargo, indica que en este rubro los conciertos son tan o más exigentes que los de rock. “Los costos para hacer estos eventos son cifras de siete cifras medias. Para lograr un resultado positivo es necesario apostar de a pocos”, afirma.

Asimismo, comenta que debido a que los artistas están en la cumbre del éxito, las exigencias por mejores escenarios son altas.

El Dato

Perfil. Sobre las estrategias de comunicación del evento, Larrea afirma que han elevado la inversión en canales digitales como Facebook e Instagram. Asimismo, se opta por vallas en calles y los medios tradicionales como la radio y la televisión (durante las últimas semanas).

Cifras

30
SOLES es el consumo promedio de una persona que asiste al Festival Barrio Latino.

15%
DEL PRESUPUESTO para financiar el evento proviene de auspicios, 15% de comidas y bebidas, y 70% de entradas.

Leer comentarios ( )