Módulos Temas Día

Mars One: la colonización de Marte, ¿una misión imposible?

El propósito es asentar a cien personas en el Planeta Rojo . Su retorno no está garantizado.

Foto: Marsone.com

El sueño del investigador holandés Bas Lansdorp consiste en establecer de modo permanente una colonia humana en el Planeta Rojo.

La misión se llama Mars One y desde que fuera anunciada en el 2011 ha recibido sendas críticas por la complejidad que supone llevarla a cabo. Lo cierto es que las personas involucradas en esta 'aventura', que garantiza solo el viaje de ida, ascienden a 100.

Empero, el proyecto , que tenía la intención de financiarse en amplia medida con un 'reality show', corre peligro. Uno de sus inversores clave, la productora internacional Endemol, desertó.

FinanciamientoAsí, la salida de Endemol pondría sobre las cuerdas a Mars One, cuyo presupuesto de US$ 6,000 millones quedaría aún más ajustado al verse sin una fuerte suma por concepto de derechos de TV.

Ahora Lansdorp enfatiza que los fondos provendrán de "inversores privados" y que habrá otra productora que emitirá un documental. Pero no especificó nombres.

A la fecha, el proyecto no ha recaudado siquiera el 1% del presupuesto inicial.

La intención de la misión puede sonar emocionante, pero "basta observar los detalles" para empezar a desilusionarse un poco, dijo Giles Sparrow, autor de "Mars: A New View of the Red Planet", a Daily Mail.

Barreras"Dicen que pueden poner una primera tripulación en Marte por US$ 6 mil millones, pero es muy poco en comparación con el programa Apolo que costó US$ 25 mil millones, y eso fue en los 60", exclamó.

Añadió que una fracción de la tecnología necesaria no está lista (al momento, solo se han difundido dibujos conceptuales), y se mostró desconfiado de que el pago por publicidad y por derechos de transmisión puedan cubrir lo requerido.

Se espera que "unos cuatro mil millones de personas puedan ver a los humanos aterrizar a Marte , dice Mars One en su sitio oficial. Pero pareciera que "hay un déficit de financiación casi tan ancha como la distancia entre la Tierra y el propio Marte", refuta el especialista Christopher Riley.

Solo la sonda Phoenix similar a la que la misión quiere lanzar a Marte en 2018 cuesta US$ 386 millones, una quimera para Mars One, sobre todo, si se considera que tomaría más de tres años construirla. Lo cual amenazaría el cronograma fijado.

Aún si se obtiene en los meses siguientes el financiamiento necesario poco probable, según los entendidos ¿será posible que una primera tripulación arribe a Marte en 2025 cuando a la fecha Mars One no tiene experiencia en vuelos espaciales?

Leer comentarios ( )

Ir a portada