El lujo recargable toma fuerza, una tendencia en la que se aúnan responsabilidad medioambiental y ahorro. ¡Cuántas veces hemos sentido pena al tirar a la basura alguno de esos preciosos envases y frascos de cosmética y perfumes!

Hace más de 20 años que la firma Thierry Mugler, del grupo Clarins, revolucionó el panorama del perfume en una doble vertiente: por un lado, con el lanzamiento de Angel, una fragancia totalmente nueva. Por otro, introduciendo el vanguardista concepto de 'la fuente', un sistema que promovía un nuevo gesto ecológico, el rellenado del frasco.

Con este concepto la marca reinventó el principio de las fuentes de perfume del siglo XVIII, cuando en las grandes casas de perfumería los frascos más bellos, a menudo firmados por famosos artesanos del cristal, podían ser rellenados con su fragancia de origen.

Thierry Mugler extiende su lujo sosteniblePosteriormente, hace apenas dos años, la firma fue aún más allá y lanzó su fuente cuádruple, que ofrece la posibilidad de rellenar los cuatro grandes perfumes femeninos de Mugler: su eau de parfum y eau de toilette Angel, Alien y Womanity.

Se trata de un ritual pensando en las clientas que deseen ahorrarse el gasto de un nuevo frasco y al mismo tiempo el impacto de los embalajes sobre el medio ambiente.

Estas originales fuentes o 'estaciones de servicio' para 'repostar' se encuentran en los puntos de venta, de modo que un profesional se encarga del rellenado sin que se desperdicie una sola gota de fragancia. Así, el precio del perfume se puede reducir hasta un 40%. Y además esos preciosos frascos joya pueden perdurar en el tiempo.

Estas recargas permiten reutilizar 2,3 millones de frascos y reducir 383 toneladas de residuos al año. Por eso, en una sociedad cada vez más sensibilizada con la protección del medio ambiente, el lujo 'green' ha cuajado.

Cada vez son más las firmas que se comprometen y colaboran, poniendo en marcha diversas acciones. La protección del planeta y el ahorro en la producción de envases y en las compras del consumidor son los puntales sobre los que se articula esta amable faceta que ya llevan a cabo marcas como Dior, Kilian, Loewe, L'Occitane o Hugo Boss, algunas con envases 'de recarga', aunque ninguna tan sofisticada como la pionera fuente de Mugler.

Ahora, reforzando su compromiso a favor del lujo responsable Thierry Mugler extenderá sus dispensadores cuádruples a los centros de El Corte Inglés. En ellos, las cuatro fragancias permanecen inalterables, perfectamente protegidas de la luz y el aire, esperando al momento del rellenado para devolver de inmediato la vida y el color al frasco.

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)