(AP).- Luego de la , presidentes de Conmebol y Concacaf, respectivamente, por los escándalos de corrupción en la FIFA, ahora la investigación en Estados Unidos involucra al expresidente de la FPF, .

Los titulares de la Conmebol y la Concacaf, además de los líderes de las federaciones de Brasil y Ecuador, figuran entre los 16 nuevos acusados por las autoridades estadounidenses en el escándalo de corrupción en el fútbol.

Juan Angel Napout, el paraguayo que preside la Conmebol, y el hondureño Alfredo Hawit, líder de la Concacaf, fueron arrestados en la madrugada del jueves en un hotel en Zurich.

Horas después, el estadounidense anunció las acusaciones contra ellos y otros dirigentes, incluyendo al presidente de la confederación brasileña Marco Polo del Nero, el exlíder de ese organismo Ricardo Teixeira, el presidente de la federación ecuatoriana Luis Chiriboga, y el expresidente de la federación peruana Manuel Burga.

También fueron acusados el secretario general de la Conmebol, José Luis Meiszner, quien la semana pasada renunció a su cargo efectivo el viernes, y el ex secretario general del organismo, Eduardo Deluca.

"El nivel de la corrupción del que se les acusa es desmesurado", dijo en un comunicado la secretaria de Justicia de Estados Unidos, Loretta Lynch. "Y el mensaje de este anuncio debe ser claro para todos los culpables que siguen ocultos, con la esperanza de evadir nuestra investigación: no se salvarán".

TAGS RELACIONADOS