Uno de los retos más agotadores en la vida de un ejecutivo son los viajes frecuentes. Si bien class y hospedarse en confortables hoteles hace todo más fácil, el jet lag puede ser un grave problema con inesperadas consecuencias a la salud.

Buscar un espacio para poder instalar una pequeña oficina improvisada como un mostrador de aeropuerto o una mesa de restaurante durante las conexiones del vuelo, también puede tomar un descanso dentro del mismo avión y aprovechar esas horas para relajarse un poco y dormir

[LEA TAMBIÉN: ]

Quedarse dormido en un avión es difícil cuando se tiene en mente todo un plan de trabajo que se debe hacer a penas se llegue al destino final. Incluso hay una buena probabilidad de que cuando finalmente logre dormirse, el vuelo casi habrá terminado.

[LEA TAMBIÉN: ]

Pero hay algunas estrategias que se pueden utilizar para aumentar las posibilidades de ser uno de los pasajeros afortunados que se duerma poco después de despegar.

Eche un vistazo a las siguientes recomendaciones y pruebe estos métodos para su próximo vuelo.

1.Utilice una almohada de cuelloEn vez de recostarse, utilice una almohada debajo de su mentón como un soporte de su cabeza por si se queda dormido.

2.Apoye sus piesPuede utilizar su equipaje de mano para colocar sus pies y mejorar su postura. Quítese los zapatos, si no incomoda a los demás.

3.Aléjese de la luzLas películas u otras distracciones pueden impedir su sueño. Apague las luces a su alrededor o utilice una mascarilla de ojos.

4.Escuche 'sonido blanco'Sepárese de los sonidos molestos con uno 'blanco'. Pistas de ambiente, como una caída de agua, podrían ayudarlo a relajarse.

5.Evite el carrito de snacksUn refrigerio rico en cafeína, azúcar o alcohol puede dificultar su sueño. Coma carbohidratos una hora antes de dormir.

[LEA TAMBIÉN: ]