La es la base del capital humano. Por ello, la viene capacitando docentes de nivel inicial y primario, en alianza con la empresa privada, las autoridades y los padres de familia.

La Facultad de Educación de la UPCH forma maestros y directivos desde 1997 con intervenciones que duran entre dos y tres años, destacó Raquel Villaseca, Coordinadora de la Unidad de Investigación en Mejoramiento de la Calidad de la Educación Básica de la casa de estudios.

"La gran cruzada que hemos emprendido es la lucha contra la educación tradicional y memorística que no ayuda a que se desarrollen los niños. Aspiramos a una educación innovadora donde se desarrollen las competencias de los estudiantes y jóvenes de tal manera que no solo entiendan lo que leen sino que apliquen apropiadamente el razonamiento lógico matemático, sean innovadores y críticos con iniciativa", explicó.

Hasta el momento –refirió- se han capacitado a 28 mil maestros en 16 regiones del país, ejecutando dos proyectos: Escuelas Lectoras, orientado a mejorar el desempeño lectura y escritura; y el programa Escuelas de Calidad, que además de razonamiento verbal trabaja el pensamiento lógico-matemático.

Ambos programas –indicó- demandan el involucramiento de los padres de familia y la comunidad, y exige coordinación con el Ministerio de Educación (Minedu), los órganos intermedios y las autoridades de los gobiernos regionales y locales.

"Capacitamos a los profesores, les damos materiales, los acompañamos en el aula. Formamos pequeños grupos de maestros para que evalúan su práctica pedagógica y organizamos ferias con los padres de familia para ir empoderándolos y se involucren", detalló.

La inversión ascendió este año a S/.5.6 millones, capacitando a 1500 docentes y beneficiando a 34,240 estudiantes, en alianza con Empresarios por la Educación (apoyan Lumina Coopers, Buenaventura, Prodac), y también participan las empresas Natura y Minera Raura. Entre el 2002 y el 2010, añadió, se destinaron US$ 15 millones con el apoyo de USAID.

"Estamos en zonas urbano marginales y rurales, principalmente bilingües y que se ubican por encima de los 4 mil msnm. Esperamos ampliarnos el próximo año a algunas zonas de la selva", resaltó.

Cabe mencionar que la UPCH comunica sus resultados al Minedu, con el objetivo que aplique estos programas piloto en el marco de la reforma del sector.

CasoLa catedrática aseguró que las intervenciones han demostrado ser exitosas. "En Paita durante muchos años no tenían ninguna intervención. El distrito estaba en el penúltimo lugar de la evaluación censal de Minedu. Ahora está en el tercer lugar en la región Piura, y de las 10 escuelas que intervenimos, 7 están entre las 10 mejores", comentó.

"Si no tenemos personas capaces no podremos mejorar la creatividad y formar una economía sólida donde demos valor agregado a nuestra materia prima y no nos basemos en una economía extractiva porque es inestable. Necesitamos sentar las bases de un desarrollo sostenible. Lo más rentable es invertir en las capacidades de las personas", resumió Villaseca.