Ser una persona organizada y, adecuadamente, meticulosa facilita el triunfo de una manera más certera que . Por tanto, siga esta lista de tareas nocturnas si busca tocar el éxito, según el portal Bolsamanía.

1- No toman decisiones antes de meterse en la camaLas decisiones importantes acarrean un cansancio físico importante. Este agotamiento condiciona las elecciones, por lo que lo recomendable es tomar las decisiones con más peso, o en las que existen más alternativas, antes de la última hora de la tarde.

2- Tachar en la lista los asuntos pendientesHay que llevar un control continuo de las cosas que se hacen bien y de las que se hacen mal. Así, es importante tener una planificación para la jornada y ver qué parte de este plan se ha cumplido al final del día.Las personas triunfadoras acostumbran a tachar todos los asuntos pendientes que tenían marcados para la jornada. Además, cumplir con este objetivo ayuda a dormir más tranquilo y relajado.

3- Terminar todo lo que haya quedado por hacerEs importante no dejar cosas pendientes. Estas cuestiones se acumulan y acaban convirtiéndose en un problema importante. Hay que esforzarse por dejar terminado todo lo que estaba programado para la jornada.

4- La preparación para el día siguienteUna vez que se ha cumplido con todo lo que estaba pendiente, hay que planificar los asuntos para el día siguiente. Esta organización evita sorpresas negativas y ayuda a que los objetivos se cumplan de una forma más eficaz.

5- Alimentación correctaHay que tener mucho cuidado con lo que se come antes de ir a dormir. Una cena equivocada puede deparar una noche de poco cansancio, lo que repercute en la productividad del día siguiente. Hay que evitar sustancias como la cafeína o la teína y alimentos fritos, así como el alcohol.

6- Separar trabajo y vida personalEs fundamental encontrar un momento de desconexión con la faceta profesional. No desconectarse en ningún momento tampoco ayuda a descansar mejor. Además, aumenta las preocupaciones y no permite que la mente se oxigene lo necesario como para volver a coger un ritmo adecuado en la jornada siguiente.

7- Respetar los horarios de sueñoHay que tener una rutina fija que permita al cuerpo adaptarse a unos horarios coherentes. No respetar esta rutina depara problemas del sueño que se traducen en un descanso inadecuado y en la consecuente pérdida de concentración y productividad.