Seis consejos para sobresalir en una entrevista de trabajo

El 80% de la atención de los evaluadores se centra en el nombre del candidato, puesto actual y previo en una determinada empresa, las fechas de entrada y salida del actual y anterior trabajo, y su educación.

(Foto: Thinkstock).

Enfrentar un proceso de selección es complicado. Sobre todo cuando varios estudios aseguran que el reclutador solo le dedica seis segundos a revisar el currículum vitae, según el diario Expansión de España. Entonces, ¿cómo impactarlo?

En resumen, los seleccionadores solo leen los tres primeros párrafos del cv, y ni siquiera los revisan a profundidad.

Un estudio The Ladders utilizó la técnica del eyetracking para seguir el recorrido visual de los reclutadores al leer una hoja de vida. Bastante similar a lo que hacen las páginas web para averiguar los hot spots de su sitio.

El test arrojó que el 80% de la atención de los evaluadores se centra en el nombre del candidato, puesto actual y previo en una determinada empresa, las fechas de entrada y salida del actual y anterior trabajo, y su educación.

Es decir, solo revisan las fechas de dos puestos y en dónde estudió el postulante.

Para obtener un impacto efectivo y eficiente en el evaluador, Expansión elaboró una lista con seis consejos a tomar en cuenta:

1. Lo más importante es la preparación. Si usted no sabe lo que quiere, menos lo va a adivinar su empleador. Planificar su pitch ante el seleccionador le dará una ventaja bastante amplia para aprovechar los pocos segundos de su exposición.

2. Es menester comprender los valores de la compañía e interiorizarlos. De esta forma apuntará a la misma dirección que su evaluador.

3. Debe destacar sus propias ventajas, pero en contraste con sus competidores. Es decir, los aspirantes al mismo puesto que usted.

4. Es importante conocer cómo fluctúa el mercado en el que se desempeña la empresa a la que aspira. Ello le dará pistas sobre lo que están buscando y cómo conseguir los recursos necesarios para satisfacer esa demanda.

5. A nadie le cae bien un fanfarrón, pero un mudo es igual de antipático. Destacar las bondades y triunfos personales no tiene nada de malo. Asegúrese de no ser invisible, y de ganar notoriedad por la eficiencia de su trabajo.

6. Pero las palabras se las lleva el viento. No olvide que cada detalle o virtud que usted apunte en su currículum debe ser verificado. Para ello, es importante considerar las pruebas respectivas de cada aspecto de su trabajo presente o pasado.

Leer comentarios ( )

Fotogalerías