Karen Rojas Andia / krojas@diariogestion.com.pePaulo Rivas Peña / privas@diariogestion.com.pe

En las organizaciones, la necesidad de ha venido creciendo durante las últimas décadas. Así, los gerentes se encuentran frente a una nueva incógnita: ¿Cómo evitar la renuncia de los miembros más sobresalientes de mi equipo?

Para José Antonio Espinoza, investigador de , la clave está en enseñarle a los colaboradores de la empresa la necesidad de definir sus propias metas, ya sea profesionales, financieras o personales.

Lo mejor que puede hacer un líder por sus trabajadores es acompañarlos durante ese proceso de definición y convencerlos de que pueden avanzar en dirección al cumplimiento de esas metas dentro la propia empresa, explica.

A pesar de que el aspecto salarial no destaque a comparación de lo ofrecido por otras firmas, hay un alto porcentaje de profesionales en busca de mejorar su . Ello explica, según Espinoza, el enfásis en fijar objetivos.

De acuerdo a un estudio efectuado en América Latina en el 2011, un 10% de personas migró a otro lugar de trabajo durante ese año, el porcentaje en nuestro país supera al registrado en la región, 20%.

Según recuerda el especialista de Centrum Católica, de ese grupo de trabajadores, el aspecto salarial alcanzó sólo al 15%, dado a que el 50% decidió ingresar a otra organización con miras a incrementar su desarrollo personal.

Para retener a los , los gerentes también deben desarrollar habilidades emocionales. José Antonio Espinoza considera cuatro: autoconocimiento emocional, autocontrol de los impulsos, empatía y persuasión.

Asimismo, las ayudan a propiciar la retención. Mediante su puesta en práctica, quienes atraviesan una crisis personal se sienten respaldados, apoyados y motivados gracias a la preocupación de sus jefes.

En palabras del experto, "las empresas deben ser conscientes hasta qué punto ayudar a sus colaboradores, y cuándo les deben recomendar apoyo externo."