El Perú pasó de la posición 74 alcanzado el año pasado al 83 en el Índice de Talento Global (GTCI, por sus siglas en inglés) elaborado – por cuarto año consecutivo – por Adecco junto a la Escuela de Negocios Insead y el Human Capital Leadership Institute of Singapore (HCLI).

El GTCI, cabe precisar, es un informe anual de evaluación comparativa realizada a 100 países y que mide su capacidad para competir por el talento, es decir mide cómo los países, crecen, atraen y retienen el talento, proporcionando un recurso de suma utilidad para los decisores en el desarrollo de estrategias que impulsarán la competitividad en sus respectivas naciones.

En el caso del Perú, su mejor desempeño se ubicó en el pilar de "Atracción", ubicándose en el puesto 55 de 100 países, destacando la atracción del país para la inversión extranjera.

[Etiqueta]

En cambio, sus mayores desafíos se ubican en los pilares de "Retención" y "Habilidades Vocacionales y Técnicas", ubicándose en la posición 89 y 90, respectivamente, siendo el principal reto mejorar la relevancia del sistema educativo como principal motor del desarrollo.

"Al enfocarnos en la tecnología y el talento, el informe de este año resalta algunos de los problemas más difíciles a las que se enfrentará la economía mundial en los próximos años, teniendo que combinar la creación de nuevas oportunidades laborales y el crecimiento sostenible", afirmó Ilian Mihov, decano de INSEAD.

En cambio para el director general de Adecco Perú, Carlos San Román, la reforma educativa debe ser vista como una prioridad.

"Actualmente estamos en desventaja global debido al deficiente nivel educativo, en el futuro esta desventaja será aún más crítica ya que países que hoy consideramos avanzados en ese aspecto emprenderán una serie de reformas para lidiar con los avances tecnológicos, científicos y la automatización"