Cortez considera que hay una pieza clave en la calidad de su core business, la firma ha identificado su prioridad con el , siendo una empresa de servicios, quiere que la gente sea feliz en el trabajo y sienta que la empresa les da la mejor oportunidad de sus vidas.

Así, PwC bautizó su nueva estrategia global: The Opportunity of a Lifetime.

Los servicios de PwC están divididos en tres grandes líneas de negocio: auditoría, y asesoramiento legal y fiscal. Hoy, su gran objetivo es seguir siendo la número uno para los nuevos talentos en cada una de sus divisiones.

Actualmente, la empresa está conformada, en su mayoría, por gente joven, y por eso busca ofrecer oportunidades enfocadas en las necesidades de la generación 'Y'.

"Esta generación ya tiene un porcentaje muy importante en la organización. Entendemos que es una generación que busca el reto del día a día, que quiere una organización más flexible en la que se maneje la diversidad de manera importante. Nosotros justamente les ofrecemos eso", detalla.

Entre las ofertas menciona programas como home office, trabajo part time, escoger horarios de trabajo, entre otras facilidades.

"Siempre con el enfoque de servicio de calidad a nuestros clientes", resalta la socia líder de capital humano, porque esto es negocios.

El valor de la conexiónLa propuesta de fidelización que mantiene tanto PwC como Cortez se centra en diseñar un plan de carrera y conexión con el colaborador.

"Trabajamos mucho la identificación y conexión de la gente con la organización. Esa conexión con un plan de carrera asociado hace que quieran trabajar en nuestra firma por muchos años", acota.

Además, como el talento es su prioridad, el trabajo de capital humano se basa en identificar key talents y asegurarlos.

"Sabemos que si estableces una propuesta de valor para ellos desde que entran a la organización a corto y largo plazo, es posible trabajar de la mano", considera.