Es usted de las personas que durante sus vacaciones revisa su email. ¿Cuántas veces ha sometido a su familia a este tipo de comportamiento?. Estar conectado y disponible mientras supuestamente está de vacaciones no es bueno ni para su familia, ni para usted ni para su empresa.

LinkedIn le ofrece aquí algunos consejos para preparar el terreno para unas vacaciones sin estrés:

*1. Avise mucho antes de salir de vacaciones *

Deje que sus colegas y jefes sepan con anticipación cuándo tomará sus vacaciones para que tengan tiempo suficiente y se organicen. ¿No odia cuando ya está a punto de vencer el plazo para presentar un informe y uno de los miembros del equipo notifica una semana antes que tomará sus vacaciones?

Sería mejor que avise por lo menos un mes antes. Esto se estipula explícitamente en un contrato de trabajo así que familiarícese con él y cúmplalo.

2. Termine proyectos

No hay nada mejor que esa sensación que tiene cuando termina un proyecto, lo entrega a un colega o un cliente, envía una factura, y declara que ya terminó. Trate de hacerlo con todos los proyectos antes de irse. Le ayudará a despejar su mente y disfrutar mejor de sus vacaciones.

3. Aclare el estado del proyecto

Para los proyectos que puede terminar antes de salir de vacaciones, asegúrese de proporcionar un estado completo a sus jefes y colegas antes de irse y haga un alista de los próximos pasos y de las personas que son los responsables de hacer el seguimiento mientras está fuera.

4. Cierre el círculo

Así como terminar proyectos, debería intentar cerrar los lazos de comunicación abiertos anunciando que se alejará. Vuelva a asignar las comunicaciones de seguimiento a un colega si puede, y aléjese de las discusiones de correo electrónico que pueden crecer mucho mientras está ausente.

Esto ayudará a manejar las expectativas que usted no podrá responder, y reducirá el tsunami de mensajes entrantes que tendrá que limpiar con su regreso.

5. Fije las expectativas

Y hablando de manejar las expectativas … no puedo subrayar la importancia de establecer las expectativas correctas acerca de su disponibilidad cuando se encuentre ausente.

¿Estará completamente desconectado y no responderá los mensajes bajo ninguna circunstancia? Si va a chequear, ¿significa que estará disponible para las llamadas tipo conferencia o incluso para nuevas tareas? ¿O sólo estará disponible para asuntos de emergencia?

Y mientras usted está lejos, asegúrese que su comportamiento fuera de la oficina es consistente con las expectativas que fijó antes de salir. Si usted responde mensajes relacionados con el trabajo, mientras está disfrutando de las tortugas y ballenas frente a Maui, enviará el mensaje de que está disponible.

6. Aplace nuevas fechas de inicio de los proyectos

Por supuesto, esto depende de la importancia del proyecto y la disponibilidad de apoyar a colegas , mientras que usted está ausente. Si este objetivo es una opción entonces tómelo. Reducirá los proyectos abiertos mientras está fuera, y será productivo desde el primer día (o dos días) después de volver a la oficina.

7. Planee el respaldo adecuado

Asegúrese de encontrar colegas capacitados y responsables que brinden respaldo mientras está fuera. El énfasis en la palabra "y" aquí: puede tener un colega que sea capaz de hacer el trabajo pero no tiene el tiempo para apoyarlo mientras usted está ausente. Lo contrario también puede ser cierto. Así que elija su respaldo con prudencia.

8. Proporcione detalles específicos en su respuesta fuera de la oficina

Trate de incluir un nombre de contacto, correo electrónico y número de teléfono en su respuesta automática para que las personas que lo busquen tengan alguien a quien recurrir cuando no se encuentre.

9. Comunique sus fechas de regreso

Sea claro acerca de su fecha de regreso y de un margen de tiempo para que pueda recuperarse de jetlag de lo contrario tendrá que acelerar las cosas. Y tener claro cuando en realidad está disponible, y que la gente sepa que haya regresado.

Cuando tenga que mezclar el trabajo con el placer …

Y si usted mezcla el trabajo con las vacaciones, por lo menos trate de pasar un buen rato mientras lo hace. Así que adelante y tome ese merecido descanso.

Asegúrese de atar los cabos sueltos en la oficina antes de irse en línea recta hacia la playa. Y sobre todo, no se olvide de dar a sus seres queridos toda su atención porque se lo merecen.