1. Tiempo para la familia y amigos. Esto es especialmente importante para aquellos que no pasan mucho tiempo con sus seres queridos durante la semana, dado a las obligaciones laborales. Los momento en familia libera a las personas del estrés o tensión producidas en su lugar de trabajo.

2. Ejercicios. Todo el mundo tiene que hacerlos, y si usted no los realiza de lunes a viernes, los fines de semana deben ser aprovechados para ejercitar su cuerpo. Es la oportunidad perfecta para despejar la mente y crear nuevas ideas.Salir para dar una caminata, pasear con sus amigos o correr sólo durante 30 minutos le puede ser útil para relajar su mente. Practicar por ejemplo ciclismo al aire libre en ámbientes cálidos es una actividad que le proporcionará energía.

3. Sin conexión. Las personas más exitosas evitan leer e-mails, recibir llamadas relacionadas con el trabajo e incluso hablar sobre este último. Aunque quizá no sea buena idea hacerlo durante todo el fin de semana, unas cuantas horas de desconexión no perjudicará el desempeño laboral. Disfrute de sus ratos libres desconectándose un poquito del trabajo.

4. Trabajo voluntario. El trabajo voluntario proporciona un equilibrio entre el trabajo pesado, usualmente de análisis, y satisface su necesidad de ser creativo. Además es una gran manera de hacer contactos y conocer a otras personas con intereses similares.

5. Planificación. La planificación hace a la gente más eficaz, y hacerlo antes de que comience la semana significa que usted puede iniciar los lunes con el pie derecho. Planificar, de manera general y breve, su agenda para los próximos días significa que dará instrucciones claras a las personas que trabajan para usted.

6. Jardinería/artesanía/juegos/deportes/actividades de cocina/cultural. Esto es especialmente importante para aquellos encerrados en una oficina toda la semana. El teatro, la ópera y eventos deportivos también pueden enriquecer nuestro espíritu. Satisfaga su lado creativo y empiece la semana renovado.

7. Red. El networking no es un 'evento' para una persona de éxito, es un estilo de vida. Dondequiera que vaya y haga lo que haga, arrégleselas para conectarse con gente nueva.

8. Recarga. Vivimos en un mundo competitivo. El máximo rendimiento requiere tiempo de inactividad de gestión, con el fin de realmente recargar las baterías.