Módulos Temas Día

Los mitos que se deben superar al promover empresas de alto impacto económico

Si el Gobierno busca dar un capital semilla a este tipo de propuestas, ¿qué debe considerar? Karen Weinberger, de la UP, recomienda una mirada al perfil del empresario y dejar atrás varios paradigmas sobre el emprendimiento.

Karen Weinberger prefiere hablar de nuevos empresarios, antes que de emprendedores. Más aún, cuando el Gobierno implementará un capital semilla para las iniciativas empresariales de alto impacto en la economía. Hay muchos emprendedores que reciben apoyo, pero no llegan a constituir una empresa sostenible.

Es la hora de los jóvenes con capacidades gerenciales e innovadoras y que manejen redes de contactos con una visión de futuro. Gestion.pe conversó sobre distintas ideas con la Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico (Emprende UP).

¿Cuál es la característica esencial del nuevo joven empresario?Antes la característica fundamental del joven empresario de éxito era la perseverancia, hoy en día creo que es la innovación. Décadas atrás, el entorno era negativo y el mercado relativamente cerrado, entonces tenías que lucharla. Ahora tienes que innovar, crear y manejar redes de contactos. El mundo es más grande, y se configuran nuevos segmentos de mercado y hasta micronichos de gente especializada. Los chicos están mucho más despiertos a la identificación de oportunidades y las buscan en los smartphones, en Internet, en los juegos. Son mucho más creativos.

Conversé con empresario de mypes y solo aspiran a crecer hasta mediana empresa. ¿A qué se debería?Es que tampoco quieren complicarse la vida. Imagínate la generación que viene. Quieren un equilibrio entre su vida personal, familiar y su voluntariado, porque hay empresarios que hacen esas labores. El crecer implica más responsabilidades con tu mercado, pero ellos solo las quieren tener con el mundo de su alrededor. Y eso hay que respetarlo.

El Estado promoverá iniciativas de alto impacto. ¿No se refiere a las que están encaminadas a ser grandes empresas?La pregunta es ¿qué es alto impacto? (Vea aquí la primera parte de la entrevista) Una gran empresa puede tener un gran empresario, pero de pronto tiene una familia destruida. Y más bien una media empresa tiene un gran impacto social con una familia bien constituida, con un barrio bien integrado y una relación con el gobierno local positiva, donde todos viven en paz y no es que vendas miles de millones de dólares.

Dejar atrás la idea de las grandes fábricas.Por ejemplo, el sector educativo: allí no es que tengamos grandes fábricas. Otro ejemplo es el sector servicios, donde hay mucha mano de obra femenina. Allí se trabaja más por el placer de dar. Y aquí se rompe otro mito: una persona quiere ser empresario porque quiere ser millonario. No es así: uno quiere ser empresario porque le gusta dar y servir. El que diga lo contrario, nunca será un empresario de éxito.

También se quiere una empresa con alta empleabilidad, pero las mypes tienen trabas para conseguir trabajadores.Allí cabe mencionar a la generación de los Millennials (o Generación Y): un grupo de jóvenes que les importa ganar plata, pero eso no lo es todo. Quieren emprender, pero quieren libertad y un propósito de vida. Esto también se convierte en una dificultad de las empresas peruanas para crecer. Los pequeños y medianos empresarios no pueden crecer porque no tienen la capacidad de jalar gente a sus empresas, porque se los lleva la gran empresa con sueldos que ellos no pueden pagar. Y si pueden hacerlo y los capacitan, de pronto la gran empresa se lo lleva.

También porque tienen mayores beneficios laborales.La misma Ley Mype contribuye a esto. Si estoy en una pequeña empresa donde solo cobro la mitad de la CTS y quince días de vacaciones, yo como asalariado prefiero irme a la mediana o la grande. Es natural. Si bien la Ley Mype es una ventaja en términos financieros, es una desventaja en términos de competitividad para conseguir gente.

Leer comentarios ( )

Te puede interesar