"La de una reunión, negociación o conversación guarda relación con la calidad, ésta última depende de la capacidad de concentración y, ésta, a su vez, está subordinada al aquí y al ahora".

, profesor ordinario del Departamento de Dirección de Personas de , sustentó así que la multitarea reduce la habilidad de prestar la atención que demanda cada actividad, por lo que los colaboradores tienen que sentirse animados a centrarse en un único propósito.

En ese contexto, precisó que "la falta de focus" se observa sobre todo en los nativos digitales, pero logra trasladarse a los centros de trabajo, donde el colaborador puede caer en la tentación de atender otras cosas, mientras el equipo al que pertenece está reunido o mientras participa en una negociación.

"Es la sociedad del zapping, de lo fugaz, de los estímulos constantes y la capacidad de centrarse en una sola cosa es uno de los retos", consideró. "Eso pasa incluso en las juntas, donde algunos están con los móviles."

De esa manera, sostuvo que los trabajadores tienen que saber 'desconectarse' de esas tareas múltiples para 'conectarse' a una sola. De lo contrario, dijo Álvarez de Mon, no es posible difrutar una conversación o sacarle el máximo provecho a una reunión, si el participante está conectado a otra cosa.

"¿Cuántas reuniones son estériles o improductivas porque la gente no está presente? […] Por ahí hay una pérdida de calidad y productividad que las empresas no atacan", puntualizó el catedrático del IESE Business School.

DIXIT"Hay que aceptar nuestro presente y, centrado en el presente, es donde puedes vislumbrar oportunidades de negocios. La gente que está pegada al presente y hace un diagnóstico del mismo más completo construye un futuro mejor."

Santiago Álvarez de MonsProfesor Ordinario del Departamento de Dirección de Personas de IESE