Módulos Temas Día

Fidelizar y no retener, el desafío de los empleadores de millennials

Construir liderazgos con capacidad de influencia y no de mando es una forma de ‘fidelizar’ a los empleados más jóvenes, comentó Marco Urarte, manager director de la Consultora Pharos.

Fidelizar y no retener, el desafío de los empleadores de millennials

Fidelizar y no retener, el desafío de los empleadores de millennials

¿Retener talento? Las empresas deberían enfocarse en 'enamorar' y fidelizar a sus trabajadores, especialmente a los más jóvenes, y no evitar que consideren otras oportunidades laborales.

Uno de los retos que enfrentarán las áreas de recursos humanos en las empresas es cómo gestionar de forma eficiente las diferentes generaciones dentro de un mismo ámbito laboral, según Marco Urarte, manager director de la Consultora Pharos.

"Una empresa no puede impedir que una persona se vaya, el concepto sería 'enamorar/fidelizar', no tener empleados cautivos. El gran éxito de una organización es que las personas que trabajen en nuestra organización, a pesar de tener otras empresas para trabajar, se queden", señala.

Urarte sostiene que los millennials responden a liderazgos de influencia y no de mando.

"No es la época de mandar sino la época de influir… Los millennials no necesitan relacionarse tanto físicamente ni personalmente, disponer de tiempo libre para sus aficiones, usar la tecnología, no creen tanto en las jerarquías formales", asegura.

Nuevos departamentos de Recursos HumanosEl experto español señala que muchas veces las empresas están en un "estado de esquizofrenia" pues, en el plano discursivo, se preocupan por las personas pero lo que menos le preocupan son las mismas pues están muy orientadas a la rentabilidad.

Las organizaciones empleadoras deberían adoptar el concepto de rentabilidad económica de calidad, sostenible en el tiempo, a la que los departamentos de recursos humanos deben responder.

Estas áreas deben dejar atrás su función operacional para tener un mayor posicionamiento dentro de las compañías, adoptando una función de negocio.

"Tendrán que incorporar personas que conozcan bien el negocio y sus componentes. Deben conocer el negocio, ser expertos en el negocio) y preocuparse por las personas, tener perfiles de liderazgo humanista", explica.

Leer comentarios ( )