La lógica podría conducir a un líder a pensar que quien se equivocó una vez fallará de nuevo, pero esta sentencia podría no ser tan cierta.

Por ejemplo, en la Copa América, once de los 22 convocados fueron los mismos de la edición del 2011. ¿Por qué que la pasó mal en un reto previo esta vez colmó las expectativas?

Puede que las empresas no tengan torneos, pero sí tienen constantes nuevos retos.

Si le han encargado una meta que debe cumplir 'sí o sí', pero para ello cuenta con un equipo que viene de fallar en su última tarea, no se desespere, no está del lado 'loser' de su empresa, hay posibilidades de salir airoso.

ContextoSandra Cubas, directora de CL Selection, explica que "es importante evaluar a conciencia el desenvolvimiento del equipo y detectar a los mejores para empoderarlos y darles protagonismo. Esta acción cambiará la actitud de estos miembros que no estaban dando su máximo potencial.

AdecuarsePara Raúl Rosales, director de Administración y Negocios del Deporte de la UPC, una buena estrategia es importante, pero más importante es un buen equipo.

"Hay que adecuar la estrategia a dichos recursos. Si queremos jugar como Barcelona pero no tenemos a Messi ni a Iniesta, entonces es mejor buscar una forma distinta de juego".

Rosales destaca el papel de las personas. "Si una estrategia está mal planteada pero las personas que la ejecutan tienen la capacidad de hacer ajustes, de adaptarse y de seguir hacia la meta, entonces es posible llegar al objetivo propuesto".

DixitSandra Cubas, directora de CL Selection"Cuando una estrategia falla, las personas, y en especial el líder, deben corregir las falencias a tiempo para evitar el fracaso".

Raúl Rosales, director de Administración y Negocios del Deporte de la UPC"Tienes que entender el entorno en el que te mueves para definir si una estrategia va a funcionar de la misma forma que antes".