Nancy Portugal Pradonancy.portugal@diariogestion.com.pe

Hacerse la víctima puede convertirse en una eficaz estrategia de motivación. Alfonso Jiménez, socio director de PeopleMatter, destaca que "decir al equipo que las grandes empresas van a despreciarlo y hacerle la vida imposible, bien canalizado, genera una actitud en el equipo de gran performance, de orgullo".

Si se va a aplicar esta estrategia, revela que es mucho mejor mantener la unidad entre todos y no destacar a los mejores empleados. Debe procurarse mantener la unidad del equipo.

"Es un discurso donde el mensaje principal es podemos. Cuando la compañía no está en una posición de liderazgo hay que acentuar una sensación de posibilidad. No tirar la toalla es el mensaje que hay que destacar, no dejarnos porque viene un grande o todos dicen que vamos a perder", agrega.

Para Jiménez, se trata de resaltar las competencias diferenciales, propiciar un mayor conocimiento de la estrategia por parte de la organización y elegir líderes cercanos con el fin de generar mejores ambientes de trabajo con más libertad.