Módulos Temas Día

Caso Ford: Cómo aprovechar el éxito de un producto para su recuperación

El CEO Jim Hackett está tratando de aprovechar sus máquinas de hacer dinero, como la Serie F, para acelerar las inversiones en modelos que no ofrecen un retorno inmediato: automóviles de conducción autónoma y eléctricos.

Jim Hackett, CEO de Ford. (Foto: Bloomberg)

(Bloomberg).- Ford Motor Co. impulsó las ganancias a la vieja usanza, con sólidas ventas de sus lucrativas camionetas, y redujo costos para entregarle a su nuevo máximo ejecutivo más fondos para conquistar a Wall Street con una estrategia de recuperación más clara.

La ganancia ajustada aumentó a 43 centavos de dólar por acción en los tres meses que finalizaron en septiembre, superando la estimación más alta de los analistas en una encuesta de Bloomberg.

Las ventas de camionetas Serie F aumentaron un 14% y lograron el mejor tercer trimestre de la línea de camionetas en 12 años. Ford ajustó su proyección de ganancias para todo el año al extremo superior de un rango entregado previamente.

El máximo ejecutivo de la compañía, Jim Hackett, ahora está tratando de aprovechar sus máquinas de hacer dinero, como la Serie F, para acelerar las inversiones en modelos que no ofrecen un retorno inmediato: automóviles de conducción autónoma y vehículos eléctricos.

Los inversores siguen siendo escépticos, incluso después de que Hackett presentara un plan este mes para mejorar la "forma física" de la compañía recortando US$ 14,000 millones en costos al mismo tiempo que incursionan en nuevas formas de movilidad para enfrentarse a rivales como la unidad de automóviles autónomos Waymo de Alphabet Inc.

"Por más fantástica que sea la Serie F, no se puede operar toda la compañía dependiendo de ella", dijo en una entrevista el miércoles David Whiston, analista de autos de Morningstar Inc. en Chicago. "El mercado claramente esperaba más del día del inversor y no lo entendieron. Y todavía están esperando".

La demanda de los modelos básicos de Ford ayudó a impulsar la utilidad neta a alrededor de US$ 1,600 millones, un aumento frente a los US$ 957 millones del año pasado, cuando la compañía estaba gastando para lanzar una versión con cuerpo de aluminio de sus camionetas más grandes. El beneficio ajustado este año estará en el rango de US$ 1.75 a US$ 1.85 por acción, dijo la compañía, que elevó el extremo inferior de su proyección.

Las acciones de Ford han caído un 2.4% desde el manifiesto de Hackett del 3 de octubre. Este descenso del precio de las acciones contrasta fuertemente con General Motors Co., cuyas acciones cerraron en un máximo récord el martes después de informar sus resultados.

Los inversores están apoyando el plan de GM para autos eléctricos y autónomos, y aprecian las minúsculas utilidades que agregan vehículos utilitarios deportivos como el Equinox.

"Ford definitivamente está rezagado en vehículos eléctricos y movilidad flexible", dijo David Kudla, máximo ejecutivo de Mainstay Capital Management LLC, cuyos fondos poseen acciones tanto de GM como de Ford.

"GM no solo está articulando una estrategia en todas estas áreas, sino que está poniendo las piezas en su lugar. Con Ford, todavía estamos esperando ver las piezas".

El segundo mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos está tratando de cambiar la percepción de que está rezagado con respecto a GM. Joe Hinrichs, presidente de operaciones globales de Ford, dijo que la compañía confía en su tecnología y estrategia en relación con sus competidores.

"Necesitamos hacer un mejor trabajo a la hora de comunicar esto", dijo en una entrevista en Detroit esta semana.

También ha pesado sobre las acciones la decisión de Hackett de retractarse de una promesa hecha por su predecesor, Mark Fields, de que las ganancias de Ford se recuperarán en el 2018. Hackett dijo este mes que proporcionará una proyección sobre las ganancias del 2018 en enero, lo que lleva a especular que se reducirán, a medida que la automotriz gasta en nueva tecnología.

"Es probable que haya que esperar bastante tiempo para ver un efecto alcista significativo en el precio de las acciones", dijo Whiston. "Realmente no hay muchos productos nuevos importantes hasta el 2019. Entre eso y la confusión en la estrategia, es difícil entusiasmarse realmente con la acción en este momento".

Leer comentarios ( )