Módulos Temas Día

¿Te beneficia brillar más que tu empresa?

Cuando tu marca empieza a adquirir relevancia, la compañía en la que trabajas puede desconfiar. Desarrolla tu propia identidad y, para evitar conflictos, alinea tus objetivos con los de tu organización para que tu imagen y la suya tomen rumbos similares.

Debes trabajar en tu propia identidad, pero al mismo tiempo tienes que alinearte con los objetivos corporativos. (Foto Gety)

¿Qué pasa cuando un empleado, tras años trabajando en una empresa, comienza a destacar por su marca personal y se convierte en un referente dentro de su sector?

El uso de las redes sociales para potenciar la carrera profesional ha permitido que cualquiera pueda hacerse un nombre, comparta contenidos propios y esté en contacto con otras personas influyentes. Sin embargo, la convivencia entre tu marca y la compañía no siempre es fácil.

El comportamiento de los profesionales en la Red es una de las principales preocupaciones de las organizaciones. Muchos llevan ya varios años dedicándose al personal branding y es ahora cuando las empresas se encuentran con que algunos de ellos comienzan a brillar por su cuenta. Nadie debe tener la menor duda de que es imprescindible trabajar en la marca, ya que te convierte en más empleable y te permite estar en contacto con posibles cazatalentos.

Aunque los profesionales de los sectores de márketing, comunicación o recursos humanos fueron de los primeros en potenciar su carrera profesional de esta forma, esta tendencia está presente ya en todo tipo de compañías. Por ejemplo, no es raro que un informático, especialista en las redes sociales, cuente con un blog en el que dé consejos sobre cómo usar estas plataformas de una manera profesionales, y que poco a poco se haya convertido en un referente entre la comunidad de bloggers.

Sinergias"El camino para evitar los conflictos es lograr un entendimiento y crear sinergias para que tu imagen y la de la empresa tomen el mismo rumbo. Debes trabajar en tu propia identidad, pero al mismo tiempo tienes que alinearte con los objetivos corporativos. Así, a la vez que te conviertes en una persona influyente, estás siendo coherente con las estrategias de la organización", explica Elena Sánchez, profesora de gestión de talento y recursos humanos de EOI y socia de Globalplace. No debes olvidar que la marca personal está unida tanto a tus habilidades profesionales como a los valores de la compañía para la que trabajas.

[ LEA TAMBIÉN:¿Qué se necesita para acceder a un empleo en 2016? ]

Si eres un especialista en ciberdefensa tuitearás los últimos ataques de los hackers para prevenirlos, postearás en LinkedIn los avances en cibercrimen y, por supuesto, no airearás tu vida privada en Facebook como tú mismo recomiendas en tus cursos de seguridad en internet. Además, serás una tumba en la Red respecto a todos los detalles de tu trabajo en tu empresa", ejemplifica Iñaki Ortega, director de Deusto Business School en Madrid.

En este pacto hay que dejar claro qué contenidos se deberían obviar por ejemplo, si la empresa ha tenido un problema con una compañía y no quiere tratar el tema, así como los aspectos que se quieren potenciar, tal y como recomienda Esmeralda Díaz, experta en marca personal y posicionamiento digital. A veces incluso se deben revisar las relaciones contractuales para tratar asuntos como las cláusulas de confidencialidad, hasta qué punto se puede hablar con la competencia o la flexibilidad para asistir a eventos.

Embajador de la marcaEn esta alianza, el profesional también puede llegar a convertirse en un embajador de la marca de la empresa. El beneficio es mutuo: la firma saca partido de la relevancia de su empleado y puede mostrarse más cercana con sus clientes, y a la vez el experto puede aumentar su público gracias a la imagen de la compañía.

Si la organización desea que funciones como un embajador de su marca, formarás parte de estrategias específicas para que transmitas una imagen positiva de la firma. Por ejemplo, en ocasiones podrás acceder a información exclusiva o probar productos antes de que se lancen al mercado y así hablar de ellos a tu público. Pero al mismo tiempo, debes seguir trabajando en tu identidad y no perder eso que te ha hecho ser influyente.

Pautas para gestionar tu influenciaAl trabajar en tu marca personal, puede llegar un momento en que empieces a adquirir una gran visibilidad. Pero debes tener en cuenta que al mismo tiempo estás trabajando para una empresa. Por eso, tendrás que ser cauto y evitar los peligros que tiene en convertirse en alguien más influyente que tu compañía:

Comunicación. Debes explicar los motivos por los que potencias tu marca personal, ya que algunos creerán que lo haces porque quieres irte.

Estrategia. Tienes que alinear tus objetivos con los de la empresa. Así tendrás una imagen coherente con la estrategia de la organización.

Alianza. Si tienes una gran influencia en la Red, puedes convertirte en embajador de la marca de la compañía.

Diario Expansión de España_Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)_

Tags Relacionados:

marketing

empleo

Leer comentarios ( )