Una semana después de la que la Asociación de Futbolistas de España convocara una huelga, la Audiencia Nacional de ese país la paralizó ante el festejo de los aficionados.

A cambio de detener la huelga, el juez a cargo solicitó a La Liga el depósito de US$6.6 millones, pero según reveló Expansión, el levantamiento de la huelga no será permanente. Se trata de una medida cautelar para evitar el desorden que se generaría que no se juegue la final del torneo español.

Los jugadores querían ir a la huelga debido a una reciente norma que indica que un 90% de los ingresos de la transmisión de los partidos por televisión se entregará a los clubes grandes y un 10% a los pequeños. Ellos reclaman un reparto de 80% y 20%, respectivamente.

TAGS RELACIONADOS