Ricardo Velazcoricardo.velazco@diariogestion.com.pe

La reunión de ayer entre los dirigentes de Sporting Cristal y Juan Aurich con el ministro del Interior, Daniel Urresti, tuvo un final de feliz.

En Chiclayo ya empezaron a sacar cuentas. "La taquilla es un ingreso importante para el club, porque con eso subsanamos gastos y deudas", expresó el gerente deportivo del equipo norteño, César Vega, en diálogo con Gestión.

Si bien en su último partido como local en el Estadio Elías Aguirre, con una capacidad para 25,000 personas, Aurich recaudó solo S/. 4,359, en la final del campeonato calculan que obtendrían ingresos por S/. 700,000.

Seguridad Para Vega, la propuesta de Urresti para que los clubes compren los días francos de los policías es algo factible. "Sería rentable, la cuestión es que quieran el trabajo, pero no estaría mal", agregó el gerente.

El acuerdo alcanzado entre los clubes y Urresti es que la Policía solo custodiará los exteriores de los estadios, pero no la parte interna. Esa labor recaerá en personal privado, costo que deberán asumir los clubes.

El dirigente chiclayano explicó que para una final se necesitaría un máximo de 500 policías para que pudiesen vigilar el interior y los alrededores del estadio, lo que significaría un gasto máximo de S/. 30,000.

"Nuestra barra apenas tiene 200 integrantes, todos con carnet, que no hacen problemas ni llegan caminando en grupos como las barras de Lima", añade Vega.

La primera final, según el acuerdo alcanzado anoche, se jugará el 14 de diciembre en Chiclayo, y el partido de vuelta será en el Estadio Nacional el 17 de diciembre.