La estrategia del job rotating, o rotación de trabajo, es una nuevo método que están usando las grandes corporaciones y multinacionales para potenciar el talento de los ejecutivos más jóvenes, según el diario La Tercera de Chile.

El perfil común que tienen estos trabajadores es que la administración los ha considerado para que ocupen altos cargos en los próximos años.

''El job rotating es una técnica que se basa en que un empleado se desempeñe por cierto período (de dos a tres años) en un área de la compañía, para luego pasar a otra distinta'' indica la publicación chilena.

Es así que aumenta la motivación dentro del personal y el resultado es el bloqueo de la fuga de talentos, quienes están atentos a nuevos horizontes.

Los beneficios para los trabajadores rotados son una visión global de la empresa y conocimientos exactos de los distintos roles en los que se desempeñó.

Además se les provee de experiencia que les valdrá para conseguir trabajo en otros lugares pues la práctica desarrolla capacidades que supera de lejos las logradas con la teoría.

Por otra parte, la conflictividad laboral disminuye pues los empleados comprenden las dificultades que hay en cada área de las empresas, de acuerdo a Murilo Arruda, director de DNA Human Capital con sede en Chile.

Ideas, energía y un mayor interés en las habilidades grupales, son la contribución que hacen estos jóvenes a sus centros de trabajo después de aplicarse el job rotating, resalta La Tercera.