Módulos Temas Día

En el jet set, fortuna de US$ 120 millones de Carlos Ghosn es poca cosa

Al defenderse de los cargos de que no reveló cuáles eran los ingresos que cobraba de Nissan, sus mejillas hundidas y su cabello cano ponían de relieve su caída desde la cima del mundo empresarial donde acumuló una fortuna de nueve cifras.

Carlos Ghosn

Carlos Ghosn

Carlos Ghosn. (Foto: Bloomberg)

Esposado y con pantuflas de plástico, Carlos Ghosn se presentó ante un tribunal japonés el martes para rechazar las acusaciones de irregularidades financieras presentadas por los fiscales.

Al defenderse de los cargos de que no reveló cuáles eran los ingresos que cobraba de Nissan Motor Co., sus mejillas hundidas y su cabello cano ponían de relieve su caída desde la cima del mundo empresarial donde acumuló una fortuna de nueve cifras.

Ghosn, de 64 años, amasó un patrimonio neto de US$ 120 millones en las décadas que pasó en la cumbre de la industria automotriz, según un análisis del Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Posee unos US$ 60 millones de acciones de Nissan, Renault SA y Mitsubishi Motors Corp. Los salarios y dividendos conocidos que obtuvo a lo largo de los años suman aproximadamente otros US$ 60 millones.

La fortuna de Ghosn podría ser aún más grande. La cifra excluye la remuneración que recibió de Nissan antes de que fuera revelada en el 2010, que podría llegar a las decenas de millones de dólares. Sus abogados, representados por Motonari Otsuru, no accedieron a efectuar declaraciones sobre su riqueza.

La vida y la lucrativa carrera de Ghosn se desmoronaron el 19 de noviembre, cuando fiscales japoneses lo detuvieron bajo sospecha de haber informado remuneraciones inferiores a las reales en las presentaciones a los entes reguladores. Las acusaciones en su contra desde entonces se han acumulado y las autoridades extendieron repetidas veces su detención.

El martes Ghosn se declaró inocente.

“Contrariamente a las acusaciones planteadas por los fiscales, nunca recibí ninguna remuneración de Nissan que no fuera revelada, ni jamás celebré un contrato vinculante con Nissan para cobrar una suma fija que no fuera revelada”, declaró el ex presidente de Nissan en el tribunal de Tokio. “He sido acusado arbitrariamente y detenido injustamente sobre la base de acusaciones sin valor e infundadas”.

La audiencia fue la primera oportunidad de Ghosn de contar su versión de la historia, y expuso su defensa frente a las acusaciones de que no reveló los ingresos que recibió de Nissan y de que le ocasionó a la automotriz pérdidas operativas. Nissan también acusó a Ghosn de malversación de los fondos de la compañía, por ejemplo, comprendidos el uso de casas desde Brasil hasta Líbano y la contratación de su hermana como asesora.

El miércoles, el tribunal rechazó su apelación contra la continuación de su detención.

Para la mayoría de la gente, la fortuna de Ghosn constituye un nivel casi inconcebible de riqueza, y las acusaciones de que buscaría apuntalarla podrían resultar extravagantes. Sin embargo, en el ámbito de los ejecutivos superestrellas una fortuna de nueve cifras puede parecer poca cosa.

Su patrimonio palidece si se lo compara con el de algunos pares. El fallecido Sergio Marchionne poseía acciones de Fiat Chrysler Automobiles NV, Ferrari NV y CNH Industrial NV por un valor total de US$ 486 millones. El salario de Ghosn era inferior al de los responsables de Ford Motor Co. y Volkswagen AG.

Leer comentarios ( )