Las Normas Internacionales de Información Financiera () tienen diferencias con las normas del Impuesto a la Renta. Estas diferencias se clasifican en temporales y permanentes. Las diferencias entre la base contable de los activos y pasivos y su base fiscal, se denominan diferencias temporarias.

El impuesto determinado de acuerdo a las normas de Impuesto a la Renta, se denomina Impuesto a la Renta corriente. Las diferencias temporarias generan el Impuesto a la Renta diferido y el gasto o ingreso del impuesto a la renta se determina de sumar el impuesto a la renta corriente e impuesto a la renta diferido.

Vea en el video (arriba) la vigésimo octava edición del programa que el Grupo Siglo y Gestión TV han preparado para usted. Y repase las ediciones anteriores de "Con las cuentas claras" .