Módulos Temas Día

La importancia de mover las caderas

Por qué muchas veces los marketeros se pueden olvidar de lo básico, como crear y hacer campañas divertidas.

(Foto: Thimkstock)

Todos tenemos un bailarín dentro. Basta ver los milagros que pueden hacer los realities con seres con dos pies izquierdos o, mejor aún, acordarte de cómo te hacía bailar tu mamá, sea con Yola o Nubeluz. Claro, te empieza a dar 'roche', te vuelves más duro, con los años, y un buen día decides autoproclamarte un mal bailarín. Pero qué pena, ¿no? ¿Dónde quedó "Sopa de caracol" o "Cuando la cama me da vueltas"?

Nos negamos solitos al placer de bailar. En el marketing, pasa exactamente lo mismo. Nos endurecemos, empezamos a mirar las campañas con más solemnidad de la que deberíamos, buscando dónde está el error, la coma mal puesta y si la pieza cumple todo el check list de condiciones, restricciones y mecánicas.

El problema es que además olvidamos disfrutar el proceso de crear una verdadera campaña memorable, nos olvidamos también de lo que significa ser divertido, y tu campaña sufre las consecuencias. Como se acerca el Año Nuevo, comparto cuatro tips de baile no solo para aplicar en tu fiesta, sino, sobre todo, en las campañas que gestarás en el 2016:

Míralo, mírala, míralo: Inspirada en la increíble canción de Alejandra Guzmán, cuando mires la campaña que vas a aprobar, mira por encima del jefe de producto respirándote en la nuca y queriendo incluir más información de la que es capaz de comprender tu audiencia, pero, sobre todo, más allá de tus narices (paradigmas, inercia, zona de confort). Mira por encima de esa multitud que te hace presión, a tu audiencia, y focalízate en ella, en sus pasos, en cada movimiento, que sienta que esa movida de caderas era pensando en ella.

Lego no tiene edad:Se mantiene vigente siempre y es capaz de ponerse en los zapatos de un niño de 4 años y recrear de una manera tan simple su gran imaginación.

Bailar pegados no es bailar: Acércate, mira fijamente la campaña, tómatela personal, como si te estuviera hablando a ti esa campaña. ¿Te sedujo?, ¿te provoca repetir la siguiente pieza?, pero, sobre todo, ¿tu audiencia querrá conversar contigo después de bailar esa canción? Entonces, sigue adelante con la campaña.

La gráfica para iPhone 6 son las imágenes tomadas por los mismos usuarios en todo el mundo. Sencilla, directa, pero sobre todo generadora de participación y contenido por la misma audiencia.

Olvídate de la Macarena: No apruebes las cosas por inercia, repitiendo un check list como robot, no repitas lo que te dijeron que hagas. Vive la pieza publicitaria y da un feedback sobre lo que verdaderamente sientes con lo que estás viendo.

Por ejemplo, el problema de los acosadores sexuales por Internet se tocó muchas veces en publicidad, pero nunca de manera disruptiva.

Ilari larie oh oh oh: Suéltate, sigue tus instintos, que tus pasos y tus decisiones en esa campaña salgan de lo que te hace sentir ese titular y esa gráfica. No pienses en lo que diría el libro, piensa en lo que diría tu audiencia cuando la vea, y tú en ese momento eres su representante.

Invéntate un nuevo paso, y cuando todos te sigan invéntate otro. Los avisos de servicio a la comunidad no tienen por qué ser solemnes ni planos. El mensaje de no textear como nunca antes lo viste y como la marca Fiat lo diría.

"Bailar pegados no es bailar. Acércate, mira fijamente la campaña, tómatela de manera personal".

Tags Relacionados:

marketing

Leer comentarios ( )