Una peluquera, un esteticista, un personal trainer y un nutricionista. Para manternerse bella, la cantante involucra a todos estos profesionales, por lo cual gastaría más de US$ 2,400 al día, según informaciones filtradas por diversos medios de comunicación.

No contenta con ello, la compositora y actriz estadounidense realiza, además, entrenamientos deportivos y rutinas de baile.

La latina , por su parte, tiene una particular debilidad por los diamantes. La estrella de 45 años es fanática de estas joyas, al punto de que usa más de US$ 2 millones en brillantes, en los eventos a los que asiste, informa el diario El Mercurio de Chile.

Solo en su aparición en los Premios de Oro de Hollywood empleó unos aros y anillos de platino para anunciar al ganador de la categoría Mejor Actor, a lo que después se colocó otros diamantes. Esa noche la diva sumó 64 quilates de brillantes a su indumentaria.