Mientras los basquetbolistas de los Cavaliers y de los Warriors ofrecen sus espectáculos más vibrantes en , no solamente los aficionados aguardan el resultado final, los sponsors también hacen lo propio.

Así, de lado del equipo de , FirstEnergy, Quicken Loans y Drugmart se enfrentan a los sponsors del conjunto que lidera Stephen Curry, esto es, Oracle, Clorox y Visa.

En detalle, según Forbes, el valor de los alcanza los US$ 915 millones, de los cuales 11.6% (US$ 107 millones) corresponde al apoyo de sus marcas; los Warriors, por su parte, ostentan una valorización más alta que llega a los US$ 1.300 millones, pero el respaldo que representan sus sponsors equivale al 10.7% (US$ 140 millones).

Cuestión de indumentariaLos patrocinadores de las estrellas más radiantes de cada equipo también entran al ruedo. Aunque domina el mundo de los patrocinios del baloncesto con James a la cabeza, tiene una poderosa figura en ascenso en su propia esquina: Stephen Curry.

Esa marca, precisamente, ha estado invirtiendo de manera agresiva en acuerdos de patrocinio para personajes alto perfil en un intento de socavar el imperio deportivo de Nike. Aunque hoy sus ventas representan una fracción respecto a la firma del 'swoosh', al convertirse en la segunda marca de ropa deportiva de EE.UU. en términos de ventas.

Por lo tanto, para la presente temporada no cabe duda de que el enfrentamiento en las canchas de básquet entre James y Curry también se extiende a Nike y Under Armour, respectivamente.

ContraataqueNo obstante, un acuerdo recientemente anunciado supondrá para la NBA "un nuevo paradigma en la estructura global del mercado de merchandising". Al menos así lo calificó el comisionado de la liga, Adam Silver, en un comunicado.

Eso porque, a partir de la temporada 2017-18, la empresa de ropa deportiva será proveedora exclusiva de los uniformes de la NBA. Nike conseguirá así que un logotipo se luzca por primera vez en la historia en las camisetas de la liga estadounidense. Según fuentes especializadas, el acuerdo que se extenderá durante ocho años llega a los US$ 1 mil millones.

Los aciertos del deporte de la canastaSin duda, la NBA sigue despertando interés como la liga deportiva de Estados Unidos con más potencial a nivel global. Sus ingresos totales, según Forbes, alcanzan la exorbitante suma de US$ 4.8 mil millones, un salto de 5% respecto a la temporada anterior.

No en vano el valor promedio de un equipo de la liga asciende a US$ 1.1 mil millones. Por ello, sus basquetbolistas son los que más ganan. Solamente LeBron James, una de sus estrellas más radiantes, recibe alrededor de US$ 19.3 millones entre salario y premios.

Una de las tácticas más efectivas de la NBA guarda relación con la cantidad de jugadores extranjeros que alberga: a la fecha cuenta con 101 deportistas provenientes de 37 países. Eso le facilitó generar el año pasado ingresos internacionales por US$ 350 millones, lo que equivale a un crecimiento de 18% anual.

La maquinaria de la NBA no cesa. Su negocio en torno a los playoffs no termina con la venta de entradas, cuyos costos varían a medida que avanzan los partidos de la serie. Los derechos de retransmisión y los auspicios se cuentan entre generadores clave de ingresos (ver infografía).