Módulos Temas Día

Ferrán Adrià o la aspiración de dar a conocer el genoma de la cocina universal

El catalán ahora persigue un nuevo propósito: crear la primera y verdadera enciclopedia sobre gastronomía. La ambición es solemne y los amantes del arte culinario deberán esperar cinco años para acceder a la obra completa.

Ferrán Adrià

Ferrán Adrià

Ferrán Adrià

A Ferrán Adrià podría considerársele, sin temor a equivocarse, el ícono de la gastronomía entre los siglos XX y XXI. No obstante, más que especialista en el arte culinario, el catalán más universal es un símbolo de innovación.

Hace siete años, en el 2011 específicamente, El Bulli cerró sus puertas pero no exenta de numerosos créditos. El espacio comandado por Ferrán Adrià, además de haber ostentado el título de “mejor cocinero de la década (2000-2010)”, acumuló cuatro nominaciones consecutivas como mejor restaurante y mejor jefe de cocina del mundo, según la lista de The World’s 50 Best Restaurants.

Esto hasta que su artífice concluyó que su modelo estaba agotado y que, por tanto, debía escapar de esa zona de confort. Vale decir, reinventarse.

Desde ese momento, la mente de Ferrán Adrià no ha dejado de estar ebullición.

Ha liderado proyectos que sustituyeron, en Cala Montjoi, al antiguo restaurante: “un acelerador de talento creativo” (elBulli1846) y un archivo-museo o “centro de ocio” vinculado al mundo de la gastronomía (LaBulligrafía).

La lista promete no acabarse, por lo contrario, sigue. Y es que Adrià ha creado el concepto Bullipedia.

Propósito máximo
Según Gastrocultura, blog de Expansion.com, la pretensión es dar a conocer “el genoma de la cocina a nivel universal a lo largo de todos los tiempos y, por tanto, facilitar a profesionales y comensales la información básica para mejorar la creatividad en la cocina y para disfrutar más y comer más saludablemente”.

Bullipedia, uno de los proyectos fundamentales de La Fundación Bulli en alianza con la de Telefónica, aspira a convertirse en la enciclopedia de la restauración gastronómica.

“Cada uno de los tomos”, apunta el propio Ferrán Adrià, constituirá una herramienta indispensable “para la creación” en cocina.

Es así que, de acuerdo a El Mundo, cada tomo de la enciclopedia aspira convertirse en una letra de un alfabeto aún no escrito.

En total, serán cerca de 35 las letras, los tomos, que compondrán la Bullipedia, el primero de los cuales está ya disponible en la página web de la BulliFoundation.

Así, según portales españoles, Bullipedia se estructura a partir de Sapiens, método que permite recopilar, seleccionar y organizar la síntesis del conocimiento necesario para comprender cualquier disciplina. No en vano, el proyecto ostenta un equipo multidisciplinar para producir una obra completa que incluirá historia, estilos de cocina, técnicas de cocina, productos (elaborados y no elaborados), bebidas (vino, cocteles, café), innovación y emprendimiento.

“Cada libro será un máster”, ha dicho Adrià en conversación con El Periódico. La idea es invitar a las personas a planteárselo todo, desde cero. No obstante, Bullipedia (más de 30 tomos, 600 páginas cada uno, 80 euros por venta online) será posible aún en un plazo de cinco años.

“Intentar desarrollarlo ahora era un suicidio millonario”, ha advertido. Por lo cual el plan es publicar unos ocho libros al año para en cinco tener la enciclopedia completa.

Primer resultado sale a la luz
Por lo pronto, el primer tomo ya está listo. Disponible en la página web de la BulliFoundation, está dedicado al universo de las bebidas, y es uno de los tres que profundizará en ellas.

“Todo empezó cuando Ferrán me preguntó qué era una bebida”, declaró Ferrán Centelles, responsable del proyecto de bebidas, a la web de El Mundo. “A partir de ahí todo fue investigación”, añadió.
Hoy una de las conclusiones clave es que hay hasta 700 parámetros para la clasificación de una bebida, pero también la composición de cada una de ellas afecta lo que el comensal siente. “La química”, remató Centelles.

De esta manera “Bebidas Volumen 1: definición, historia, tipos y composición” supone solamente el primer resultado de un enorme esfuerzo o de la “tarea faraónica de ordenar todo el conocimiento culinario”, ha puntualizado La Vanguardia.

Leer comentarios ( )

Ir a portada